Pedro Barquero: “seríamos irresponsables de generar falsas expectativas al pueblo hondureño diciéndole que no se van a perder empleos”

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), Pedro Barquero, dijo este sábado que debido a la crisis provocada por el nuevo coronavirus algunas empresas van a desaparecer y con ello también se van a perder empleos, sin dar un posible pronóstico.

En un conversatorio sobre “crisis económica covid-19” Barquero indicó que lo que viene para el país es un tsunami en el sistema de salud, pérdida de vidas y en la economía nacional para lo que se debe estar preparado.

Según Barquero, el sector empresarial hará su mejor y mayor esfuerzo para mantener empleos, pero “no podemos desconocer que habrá una enorme afectación en la economía y que van a haber empresas que van a desaparecer y a la par de eso, empleos”.

De tal manera, todas las organizaciones empresariales se han unido para dar propuestas al gobierno de la República sobre políticas económicas y públicas a implementar, a fin de aminorar el impacto en todos los sectores del país, sostuvo el empresario.

Recomendaciones de la empresa privada

El director de la CCIC, Eduardo Facussé, dijo que lo primero ahora es la salud de toda la población, pero cuestionó que las medidas impuestas por el gobierno para evitar la propagación del covid-19 no han sido acatadas de la menor manera.

Facussé recomendó a las personas que cuando salgan lo hagan porque sea imprescindible, con disciplina pero con todas las medidas de bioseguridad, de lo contrario el costo para las industrias será mayor, el tiempo se alargará y el gobierno pondrá más controles y toques de queda.

“En la medida que estemos en casa vamos a estar menos tiempo encerrados, van a haber menos personas infectadas, habrá menos personas fallecidas y menos impacto en la economía”, dijo Pedro Barquero en su intervención en el conversatorio.

El sector ha pedido al gobierno medidas de alivio fiscal para todo el pueblo hondureño y la empresa privada, la creación de una aportación solidaria a trabajadores a través del Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), y medidas de alivio financiero para las micros, pequeñas y medianas empresas.

Vea: “El Estado debe dar a las empresas recursos subsidiados de largo plazo”, dice expresidente del BCIE

Los empresarios se mostraron a favor, por la emergencia sanitaria, de que Honduras acuda a nuevos préstamos con organismos internacionales, porque se necesitan recursos para cuidar la salud del pueblo hondureño, para ayuda social, y para mantener viva parte de la economía y luego arrancar el motor económico total.

Pero, “esperamos que esos recursos se manejen de manera eficiente y transparente”, dijo Barquero.

La CCIC demandó también respeto a la empresa privada porque, en los países donde no se ha respetado han fracasado, porque ese modelo trae más pobreza, más miseria y más atraso.

Pérdida de empleos

Pedro Barquero ejemplificó el caso de Estados Unidos, donde según datos oficiales por la crisis del covid-19 se van a perder 47 millones de puestos de trabajo, pasando la tasa de desempleo de 3 por ciento a 31 por ciento.

“Si Estados Unidos que es la economía más grande y más fuerte del mundo va a tener una afectación de ese tamaño imagínense la afectación que va atener una economía tan débil y tan pequeña como la nuestra”, dijo el dirigente empresarial.

Conversatorio Crisis Economica Covi-19

Posted by Pedro Barquero on Saturday, April 4, 2020

“Seríamos irresponsables de generar falsas expectativas al pueblo hondureño diciéndoles que no se van a perder fuentes de empleo, porque sí se van a perder, y nuestro compromiso como organizaciones empresariales es trabajar para que sea el menor impacto posible”, agregó.

Barquero reiteró que la empresa privada al pedir medidas de alivio al gobierno no es querer condonaciones, “pedimos nada más una prórroga en los pagos para poder cumplir con las obligaciones de cierto tipo para enfocarnos en pagar planillas y mantener la cantidad de empleos posibles”.

Salvar empleos y salarios

Por su parte, el director de la CCIC, Eduardo Facussé, advierte un año difícil para las empresas, pero estas antes de pensar en sus utilidades en corto plazo el sacrificio deberá ser proteger empleo y salario de sus colaboradores.

Respecto al sistema sanitario público, Facussé dijo que en ningún momento han planteado que se privatice, sino que expertos en el tema se reúnan y hagan sus aportes para hacer cambios, porque el sistema actual “no está dando resultados” y se debe reorientar recursos suficientes para enfrentar situaciones como la actual con el covid-19.