Yonny Rodríguez y su nuevo poemario: Invierno Interior

Foto de un libro que se titula Invierno Interior
El libro está conformado por 36 pequeños poemas. Foto Cortesía: Yonny Rodríguez

Hace tres años, el periodista y escritor hondureño Yonny Rodríguez había realizado su entrada en la literatura nacional con su primer libro “De crisis y catarsis”. Ahora, en octubre de 2019, acaba de publicar su segundo poemario titulado “Invierno interior”.

“En su segundo libro, Yonny Rodríguez nos presenta una realidad individual, teniendo, tal vez, como todo poeta, esa necesidad de llenar el yin-yang del ser humano: lo colectivo y lo individual. Hay, desde el título, una antesala de lo que se desarrollará en la obra, no son poemas de corte social, como fue De crisis y catarsis (2016), sino una poesía desde adentro, personal, y más que personal, angustiante: un invierno que vive dentro del yo-poético”, expresa en su prólogo Ariel Amador.

“Invierno interior se gesta de una poesía de verso corto, fluido, muy bien organizado, llevando un ritmo uniforme, de un solo trazo, precedido de ideas, imágenes brillantes, sencillas, intimas; dándole una substancia musical de acordes lingüísticos suaves y por momentos verbales rápidos. Es una poesía limpia, reflejando en parte la personalidad de su autor”, comenta el poeta sampedrano Julio César Pineda.

Varios escritores han elogiado el segundo libro del escritor por sus versos cortos y su reflexión honesta.

Son versos cortos de amena sonoridad, todos le envuelven atractiva sorpresa al severo crítico lector. Del homogéneo poemario, a veces se piensa en un solo poema. El título de cada poema va adherido al verso inicial del poema, convirtiéndolo, novedosamente, en parte integral del primer verso.  Título y verso son continuidad aquel de este.

En este segundo libro Yonny nos presenta una poesía personal a través de 36 pequeños poemas. Y desde las palabras de su autor se trata de una introspección personal.

A propósito, el poeta y académico Galel Cárdenas, expresa: “Una especie de lengua de la humedad va desbrozando el camino del texto de este magnífico poemario. Pues en el final de los dos versos del primer poema que leemos, que nos propone el poeta, nos expresan que “viento y agua nos recuerdan/ la condición de los días”, es decir, el deslizarse del tiempo va acompañado del viento y del agua como dos elementos que atraviesan la existencia rodada como un recuerdo en el tiempo indeterminado.

Hay un verso impresionante en la página treinta y uno del poema que habla de la “leve indiferencia,/ en la borrasca” y esa definición de vida que es muy existencial reza así: “La vida es una esquirla/ de tiempo clavada/ en el costado”. Nada tan certero en este verso pues la vida es esencialmente tiempo que se nos anida en el costado como una “obstinada sed”.

El doctor Nery Gaitán dirá: “Este poemario, de largo aliento poético, denota a un artista sosegado, seguro de sí y del verso que construye. Honda reflexión de vida, filósofo de la palabra que contiene belleza; venero de reflexión tamizado de amor hacia sus querencias, esa es la vertiente que imprime el poeta en esta vivencia de su corazón (el amor, el pueblo, la abuela aparecen en su horizonte)”.

Y es que el título Invierno interior sugiere una estación de abundancia recolectada a través de días y tiempos en aras de proceder hacia un germinar vital.

El libro se puede adquirir en las librerías Guaymuras, Casa Sol y Mundo Literario, además, se pueden hacer pedidos al poeta a través de sus redes sociales y al WhatsApp 32563453.