Verstappen reinó en Alemania

Max Verstappen ganó el Gran Premio de F1 en Alemania este domingo, de manera espectacular, emocionante gracias a la lluvia. El agua permite que las manos, el atrevimiento y el talento se impongan al de las máquinas.

El neerlandés es uno de los mayores talentos del presente y del futuro del‘Gran Circo’, que conquistó su segunda victoria del curso tras la cosechada en Austria. Lo hizo por delante de un Vettel que completó una enorme remontada, del último a la segunda plaza, y de Kvyat, que consiguió el primer podio de Toro Rosso este curso.

Parecía imposible superar la emoción, tensión e incertidumbre vividas en el GP de Gran Bretaña de F1 de hace dos semanas. Incluso Ferrari, con sus fallos de fiabilidad en clasificación, parecía haber acabado con gran parte del espectáculo previsto para la cita alemana. Pero la lluvia se encargó de removerlo todo y regalar un carrerón épico y loco.