Una trayectoria ejemplar en la radiodifusión nacional

Recién el viernes le hemos expresado “hasta pronto” a don Nahúm Valladares y Valladares, con motivo de haber concluido sus funciones en la Gerencia General de Emisoras Unidas.

Don Nahúm cumplió una trayectoria ejemplar de más de seis décadas, durante las cuales demostró su pasión por la comunicación masiva, su entrega al maravilloso mundo de la radiodifusión y su lucha incesante en defensa de los principios y grandes deberes del periodismo.

El connotado hombre de radio y destacado historiador, con quien compartimos muchas jornadas de trabajo, imprimió huellas indelebles en la vida de HRN.

Nos ha dejado todo un legado, no solamente en la forma de hacer radio, de marcar camino en el desarrollo de la agenda informativa y de guardar con vehemencia la política editorial de La Voz de Honduras.

Este hombre leal, noble, solidario, digno y honesto, nos inculcó los valores de la tolerancia, el respeto a la diversidad de criterios, la defensa de la libertad de expresión, el rechazo a la descalificación y la condena a todo aquello que conlleva la denigración y la falta de profesionalismo.

Don Nahúm creó, entre quienes integramos HRN, consciencia crítica acerca de la buena práctica de la pluralidad, del debate de ideas y del apego a los principios éticos.

Con sabiduría, ponderación y pleno conocimiento del sacrificado oficio del periodismo, nuestro ex Gerente General contribuyó a construir el liderazgo de La Voz de Honduras y a consolidar HRN como la “catedral” del periodismo radial del país.

Un mérito que es justo resaltar en el caso de este varón virtuoso, es que siempre mantuvo abiertas las puertas de HRN para los nuevos valores del periodismo y contribuyó a la formación de quienes formamos parte del talento de la empresa de mayor credibilidad y confiabilidad de Honduras.

Hoy, expresamos nuestro reconocimiento y nuestra gratitud imperecedera a don Nahúm por los conocimientos compartidos, las orientaciones dictadas con oportunidad, el tiempo dispensado y el ejemplo de compañerismo, honorabilidad, decencia y responsabilidad que nos ha legado.

Don Nahúm Valladares ha cosechado lo que sembró en varias décadas de abnegado trabajo y extraordinaria labor en el radio-periodismo nacional, en general, y en la emisora ligada al corazón del pueblo hondureño, en particular. ¡ Misión cumplida, jefe !