Un niño indú tenía incrustados en su mandíbula 526 dientes

Un niño de 7 años de Chennai en el este de India, se había quejado de dolor e hinchazón en la mandíbula desde que tenía 3 años, pero resultó que no era un dolor de muelas normal.

Cuando sus padres llevaron al cada vez más angustiado niño  a la clínica odontológica a principios de este mes, los médicos descubrieron algo mucho más inquietante: 526 dientes incrustados en su pequeña mandíbula.

Los médicos contaron que les llevó solo unos minutos obtener el permiso de sus padres para operar, pero que su hijo Ravindran requirió varias horas de convencimiento antes de ceder.

Cinco horas más tarde, los cirujanos dentales extrajeron una masa sangrienta y calcificada de su mandíbula derecha, informaron los medios locales.

El pasado miércoles, Ravindran, aún en recuperación, se subió a los brazos de su padre y sonrió tímidamente a las cámaras de medios reunidas.

«Sin dolor», dijo, tocando su mandíbula ligeramente hinchada.

Los médicos dijeron a los periodistas que no están seguros de qué fue lo que causó el crecimiento, una afección llamada odontoma compuesto. Citaron varias posibles razones, desde la exposición a la radiación de las torres móviles, hasta la genética básica.

«Los dientes eran de diferentes tamaños», dijo el Dr. Prathibha Ramani, el patólogo maxilofacial. “Parecían perlas en una ostra. Incluso la pieza más pequeña tenía una corona, raíz y una capa de esmalte como un diente».

«En lugar de abrir el hueso por los lados y dejar un gran agujero, perforamos desde la parte superior», dijo otro médico. «No requirió ninguna reconstrucción de la mandíbula».

Afortunadamente los médicos pudieron preservar los 21 dientes normales de Ravindran, y la cirugía se realizó de forma gratuita. Periodismo.com