Trump culpa a los videojuegos de masacres como la de El Paso, USA

El presidente de EE.UU., Donald Trump culpó a los videojuegos de violencia por influir en los recientes tiroteos ocurridos en Ohio y Texas, quitando responsabilidad a la tenencia de armamento en su país y su sostenido discurso de intolerancia hacia los migrantes centroamericanos. 

“Debemos detener la glorificación de la violencia en nuestra sociedad. Esto incluye horripilantes y espeluznantes videojuegos que ahora son comunes (…) Las enfermedades mentales y el odio aprietan el gatillo, no las armas”, sostuvo Trump.

Pese a esta afirmación, diversos medios publicaron algunos estudios que coinciden que estos no son los responsables de ocasionar las muertes recientes o, al menos, que no tienen influencia directa.

NewZoo, proveedor mundial de análisis de juegos y deportes electrónicos, señaló que el uso de videojuegos no es exclusivo de la nación norteamericana, por lo que puso como ejemplo a Japón, la cuna del negocio, donde no se ha presentado este tipo de situaciones. 

En 2016, el 60 por ciento de la población japonesa jugaba videojuegos, pero los índices de homicidio eran mínimos porque en este país está prohibido poseer, transportar o comprar armas de fuego. En este sentido, el medio The New York Times, citando a GunPolicy.org, confirmó que en 2014 hubo 33.000 asesinatos por armas de fuego en EE.UU., mientras que en Japón solo hubo seis.

La afirmación de Trump deja de lado a temáticas como el creciente discurso de odio contra los migrantes y el aumento exacerbado del racismo y la xenofobia en el país, así como los reclamos de gran parte del país con relación a la regulación del porte de armas. Telesur