Trump cambió la operación militar por un ciberataque contra Irán

Mientras el presidente Trump cancelaba a última hora una operación militar convencional contra Irán durante la noche del jueves, fuerzas estadounidenses lanzaron un ciberataque contra los sistemas informáticos militares iraníes, en respuesta al derribo de un dron estadounidense.

Funcionarios del gobierno bajo anonimato dijeron que los ciber-ataques se realizaron con la aprobación del presidente Trump y describieron la operación como un plan de contingencia desarrollado durante semanas en medio de las crecientes tensiones entre Washington y Teherán.

Según las revelaciones de los funcionarios, con el ciberataque, dirigido específicamente contra la Guardia Revolucionaria, una rama del ejército iraní considerada por la administración Trump como “grupo terrorista”, se deshabilitaron los sistemas informáticos que controlaban sus cohetes y lanzamisiles.

Las fuentes oficiales citadas por AP afirman que esta estrategia se comenzó a barajar tras el ataque a los dos petroleros cerca del golfo Pérsico, del cual Washington responsabiliza a Irán, aunque el país niega su implicación en los hechos, a pesar de algunas evidencias presentadas por Estados Unidos.

La acción del Comando Cibernético de los Estados Unidos fue una demostración de las capacidades informáticas cada vez más maduras de los Estados Unidos y de una estrategia cibernética más agresiva bajo la administración Trump. Durante el último año el país se han enfocado en enfrentar a sus adversarios en el ciberespacio y realizar operaciones más ofensivas.

Este domingo, John Bolton, asesor de seguridad nacional del presidente, advirtió a Teherán que “no confunda la prudencia y la discreción de Estados Unidos con la debilidad” e insistió en que la acción militar contra Irán sigue siendo una opción. Univisión