SANAA adeuda a la ENEE más de 900 millones de lempiras

Las autoridades de la Empresa Energía Honduras (EEH), determinaron suspender el servicio energético al Servicio Autónomo Nacional de Acueducto y Alcantarillados (SANAA) por una deuda de más de 900 millones de lempiras.

El SANAA adeuda un total de L 901,906,718.84 a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), por esta razón EEH procedió a realizar la suspensión del servicio el 9 de octubre en sus sedes administrativas.

Luego de una serie de reuniones sin obtener ningún compromiso de pago por parte de la entidad y la Secretaría de Finanzas, se procedió a realizar la suspensión del servicio en tres plantas de agua en La Ceiba y en Tegucigalpa el pasado 18 de octubre.

Suspendido el servicio de energía al SANAA

Debido a que el medidor instalado en la planta de agua de Ceiba es de medición remota, el sistema de gestión registró que el cliente se había reconectado sin autorización, efectuando un consumo de energía sin ser registrado en el sistema y produciendo pérdidas no técnicas para la ENEE.

Por esta razón, se procedió a realizar una visita en campo y así corregir la irregularidad, al momento de hacerse presente la cuadrilla de EEH encontró al personal del SANAA y a un contratista suyo cambiando la base del medidor, lo cual solo puede ser realizado por el personal de EEH.

Debido al impacto a las comunidades en Ceiba en materia de saneamiento básico, EEH normalizo el servicio de estas plantas; sin embargo, SANAA sigue pendiente de pago de la deuda que asciende a L. 1,528,026.00 en el Sector de La Ceiba.

EEH continúa recuperando la mora de la ENEE tanto de la población, como de instituciones públicas y privadas con el objetivo de cumplir con sus obligaciones de velar por el uso legal y seguro del servicio de energía.

Sin embargo, por casos como SANAA, EEH no puede cumplir con los indicadores de reducción de la mora, lo cual causa un detrimento al Estado y limita los recursos de inversión al sistema eléctrico del país.