Renuncia la vocera de la Maccih, Ana María Calderón

Ana María Calderón
Ana María Calderón.

La oficina de prensa de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), confirmó el martes la renuncia de la vocera de la misión, Ana María Calderón.

Calderón, remitió una carta desde el pasado 2 de enero al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

La salida de la vocera interina de la Misión, será a partir del 1 de febrero del 2020.

Calderón, fue nombrada como vocera interina de la Maccih el 11 de julio del 2019.

Carta de renuncia

Mi decisión obedece a motivos estrictamente personales y profesionales, que he ponderado frente a mi comprobado compromiso con la Organización que usted dignamente dirige.

Señor secretario general (Luis Almagro), deseo agradecer la designación como vocera interina de la MACCIH en dos periodos (16 de febrero al 30 de junio de 2018 y 1 de julio de 2019 al 31 de enero de 2020), que me concedió el privilegio de ser la primera mujer jefa de una misión internacional anticorrupción. Tengo la certeza que no he defraudado la confianza que usted y la Organización han depositado en mí.

Agradezco la designación en los cargos de investigadora Legal Internacional  y Coordinadora de la División de Prevención y Combate contra la Corrupción, que sumandos al cargo de vocera interina, desempeñé con honor a lo largo de los 2 años y 7 meses de servicios a la OEA, de la cual me despido con nostalgia, ya que siempre me sentiré parte de ella.

También agradezco a los compañeros y colegas nacionales e internacionales que integran la Maccih-OEA, así como al equipo de colegas de la sede OEA de Washington y el Gabinete de Asesores de SG, que laboraron o interactuaron conmigo, por haberme brindado su generoso apoyo y amistad, permitiéndome crecer personal y profesional.

Por último, debo mencionar que desde mi incorporación a la Maccih-OEA, el 1 de agosto de 2017, ejercí mis funciones con mística, vocación de servicio, compromiso institucional y respeto a los principios morales y éticos, por lo que quedo a disposición de la OEA para colaborar a futuro en las áreas de mi experiencia y conocimiento profesional.