Recaudación de impuestos cayeron en más de 5,000 millones de lempiras

Dinero
Recaudación de impuestos Honduras.

La recaudación de impuestos cerrará en números rojos este año.

Fuentes oficiales indicaron que el Impuesto sobre Rentas tiene un desfase de 1,500 millones de lempiras y el tributo sobre ventas muestra una caída de entre 3,500 y 4,000 millones de lempiras.

Hasta noviembre de 2019, la recaudación tributaria mostraba una caída superior a 5,000 millones de lempiras, debido -primordialmente- al derrumbe en el precio internacional del café y del aceite de palma, así como a causa de las protestas y tomas que golpearon fuertemente la economía.

Sumado a estas circunstancias desfavorables, la evasión fiscal se ha mantenido en sus niveles altos. Se calcula que este índice llega a unos 20 millones de lempiras en los últimos meses del año.

La meta de recaudación fiscal para la clausura de 2019 había sido fijada en alrededor de 108,000 millones de lempiras y para 2020, esa cantidad fue estimada inicialmente en 114,000, pero ajustada a 110,000 millones posteriormente.

Los empresarios han recriminado las políticas fiscales del país que califican como “groseras” y restrictivas. Y es que la presión tributaria se mantiene en 18 por ciento, la más alta de la región centroamericana.

Además, los estudios apuntan que el 40 por ciento de las utilidades obtenidas por las empresas e industrias son absorbidas por las cargas tributarias, pero en el resto de la región es de 20 ó 25 por ciento.

Todos estos factores no permiten que la economía se desarrolle y se afiance. Sus consecuencias están reflejadas en el cierre de las empresas Argos, Intrefica, Unilever e industrias acuícolas, entre otros centros productivos que han dejado el territorio para migrar hacia otros nichos de inversión más atractivos.

Inversionistas nacionales han alertado sobre el rápido deterioro de la economía nacional que este año ha retrocedido en su crecimiento. El Producto Interno Bruto no crecerá al ritmo esperado al término de este año.

Dicho comportamiento representa un duro golpe para la llegada de capital, la evolución de los principales rubros económicos, la creación de la riqueza, la generación de empleo y la capacidad adquisitiva de la mayoría de la población.