¿Qué sucede si consumimos azúcar de forma inmoderada?

El exceso del consumo de azúcar podría dar lugar al desarrollo de complicaciones en la salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en la Directriz de ingesta de azúcares para adultos y niños’, basada en estudios, sugiere reducir la ingesta de azúcares libres a menos del 5% de la ingesta calórica total.

La nutricionista dice que el azúcar blanco, el moreno y la miel, son integrados a la dieta como aditivos calóricos. ‘Estos aportan 4 kilocalorías por gramo.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Los azúcares libres son aquellos que son añadidos por la industria alimentaria, los cocineros y los consumidores añaden a sus comidas. Según Orozco, esta recomendación se debe a que el azúcar nos proporciona energía cuando la ingerimos y, si no la utilizamos, esta se almacena en forma de grasa en el organismo.

Además, esto perjudica el estado del hígado, pues este ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre y ‘tiene cierta capacidad de digestión del azúcar’. Así que, si somos sedentarios y no gastamos esa energía que nos proporcionó, puede ser perjudicial para nuestra salud.

La salud también se ve perjudicada en la niñez cuando se exceden los niveles de azúcar. (Foto Prensa Libre: Servicios).

La recomendación de Orozco es consumir el azúcar de una manera moderada. Entre los efectos adversos por el consumo excesivo de azúcar, dice la nutricionista, es que los niños sean más propensos a la caries y, tanto niños como adultos, son más propensos a enfermedades crónicas no transmisibles como cáncer, diabetes, enfermedades cardiacas, obesidad.

Podría volverse propenso a padecer de diabetes si no consume el azúcar de forma moderada. (Foto Prensa Libre: Servicios).

El azúcar en los alimentos

Recuerde que, aunque no utilice el azúcar como aditivo para sus alimentos, algunos productos industriales pueden tener un alto contenido y esto debe tomarlo en cuenta para el porcentaje de ingesta. Así que Orozco sugiere que lea las tablas nutricionales de los productos que consume ya que ‘los encontramos escondidos en algunos alimentos como salsas, cereales y granolas. La información no necesariamente dirá ‘azúcar’, sino ‘jarabe de arce, maltosa, azúcar de palma’, entre otras. Esto tiende a confundir al consumidor’, dice.

Debemos estar pendientes de la cantidad de azúcar presente en los productos que consumimos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

En cualquier caso, lo mejor es consumir el azúcar a partir de alimentos naturales como la fruta. ‘Estos alimentos contienen azúcar en su estructura y son dulces de forma natural, no es un agregado’, explica Orozco.

Es preferible que sus fuentes de azúcar sean naturales. (Foto Prensa Libre: Servicios).

¿Existen los aditivos no calóricos?

En el mercado, dice Orozco, hay algunos aditivos no calóricos por los cuales algunos consumidores optan. Se trata del azúcar aspartame o sucralosa, ‘su procedencia es dudosa. Hay estudios que demuestran que trae problemas de salud, otros dicen lo contrario. Lo aconsejable es optar por otras alternativas’, expresa.

Alternativas para edulcorantes naturales

Si deseamos endulzar nuestras comidas y cuidar nuestra salud, podemos optar por alternativas naturales.

Estevia natural

Una forma natural que nos permite endulzar nuestras infusiones y otras bebidas es la estevia natural, dice Orozco, la cual viene de una planta originaria de Paraguay. Este producto puede encontrarlo en el mercado en distintas presentaciones como en gotas o en polvo, pero asegúrese de que este no contenga otros componentes.

Es preferible que la estevia sea natural. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Miel

Al igual que otras fuentes de azúcar, se recomienda que la ingesta sea de forma responsable y no abusar de ella. Recordemos que el azúcar nos proporciona energía de manera inmediata, así que lo mejor es que la consumamos en los momentos del día en los que más la necesitamos.

Verifique que la miel no contenga componentes añadidos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Asegúrese de encontrar la miel más natural posible, que su composición no esté manipulada. Esta le puede servir para endulzar algunos alimentos como crepas, panqueques o wafles, así como para una infusión.

Azúcar de coco

Este producto es extraído de la savia de la flor de coco y tiene un índice glucémico menor al del azúcar refinado.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Jarabe de arce

Otra alternativa para endulzar nuestras infusiones sin tener que recurrir al azúcar de caña es el sirope de arce, que proviene de la savia del arce azucarero. Si le disfruta de los alimentos agridulces, también es una opción para darle sabor a una ensalada.

Jarabe de arce. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Así que recuerde que es importante mantener la ingesta de azúcar dentro de los niveles normales recomendados por la OMS. Busque fuentes naturales de energía como las frutas y la orientación de especialistas en nutrición par contar con una dieta balanceada y adecuada a sus necesidades.

Fuente: Prensa Libre