¿Qué hay tras el incremento en la deportación de mareros?

Crhoy.com: ¿Qué puede haber detrás en la subida de deportaciones de mareros y pandilleros extranjeros que buscan construir vida en Costa Rica? Sin duda muchas cosas, pero sí algo tiene claro la Policía Profesional de Migración (PPM) es que no existen nexos entre cada caso detectado.

El país vive un incremento inédito en la cantidad de extranjeros (miembros de pandillas y maras) que fueron ubicados en territorio nacional. Solo en 2018, unos 27 pandilleros fueron deportados hacia sus países de origen (la mayoría a El Salvador).

Entre 2017 y 2019 unos 36 pandilleros han sido deportados. De esa cantidad, 34 eran originarios de El Salvador. Ya, en este año, se registran 5 deportaciones (más que el total de casos de 2017).

Steven Madden, director de la PPM, explicó a CRHoy.com que –del análisis hecho- cada caso es aislado de otros y no representa per se“detecciones masivas”.

Bajo su óptica, como se expuso en otras ocasiones, existen 2 factores claros que estarían empujando la llegada al país de estas personas: los impactos de las políticas migratorias impulsadas por el gobierno estadounidense de Donald Trump (muchos pandilleros de origen salvadoreño viven ahí) y el movimiento desde El Salvador a Costa Rica hecho por algunos sujetos que huyen del cerco policial o de las mismas pandillas.

“Esto podría obedecer eventualmente a las políticas migratorias estadounidenses y la expansión de estos grupos pandilleros hacia la región centroamericana”, apuntó Madden.

El 22 de febrero, la PPM deportó –por segunda ocasión en 7 años- a un presunto marero de apellidos Guzmán Duarte, quien está vinculado con la MS-13 (Mara Salvatrucha). El sujeto fue detenido en 2016 tras arrebatarle el celular a una mujer en Pavas, pero ya en 2012 había sido deportado hacia su país tras ser sorprendido en territorio costarricense.

Otro detalle que no se puede pasar por alto radica en que una cantidad considerable de presuntos pandilleros salvadoreños realiza gestiones para conseguir refugio en el país.

“Se nos pueden presentar diferentes escenarios. Hay personas que están en el país de manera totalmente irregular. Con ellos es más simple y sencillo: un proceso administrativo de deportación (…) Si la persona tuviera algún tipo de solicitud, para acceder a un estatus migratorio en su país, iniciamos de acuerdo a la información que tengamos consultada en base de datos, los procesos de deportación que corresponda”, añadió Madden.