Protestas en Hong Kong llegan al noveno fin de semana con la tensión y la violencia en aumento

Las protestas en Hong Kong no cesan. por noveno fin de semana consecutivo, sus calles han albergadomasivas manifestaciones que, cuando comenzaron en junio, surgieron pacíficas y poco a poco han ido dando paso a la violencia. El rechazo a un proyecto de ley de extradición, ahora suspendido, fue su origen, pero ahora son motivadas por una serie cantidad de demandas, incluida la exigencia de una mayor democracia.

Este sábado, la policía antidisturbios de Hong Kong disparó gases lacrimógenos para dispersar a quienes se habían sumado a las protestas. En respuesta recibían ladrillos y láser en los ojos.

La policía avisa con una bandera negra que va a lanzar bombas lacrimógenas. Lo ha hecho en tres oportunidades a lo largo de la noche de protestas.

En la zona de Kowloon hubo enfrentamientos entre policías y manifestantes. Estos prendieron fuego a una pila de cartón fuera de la estación de policía Tsim Sha Tsui, y prendieron fuego dentro de un automóvil estacionado en la estación. Los bomberos llegaron rápidamente y extinguieron las llamas.

Durante los enfrentamientos, la policía emitió un comunicado condenando la violencia de los manifestantes:

“Un gran grupo de manifestantes radicales se continuó reuniendo fuera de la estación de policía de Tsim Sha Tsui, para prender fuego en varios lugares de su entorno. También dañaron varios vehículos dentro de la estación y lanzaron ladrillos y objetos duros al edificio, causando serio peligro público.

Ante esta situación, los agentes de policía utilizaron gases lacrimógenos en las cercanías para dispersar a los manifestantes. La policía hace un llamado a todos en la escena para que se vayan inmediatamente y expresen una fuerte condena contra tales actos violentos”.

Más temprano, el centro comercial Harbour City en Tsim Sha Tsui de Kowloon, punto de reunión de los manifestantes, se mostraba inquietantemente vacío.

Normalmente, el centro comercial estaría lleno de gente que visitaba las tiendas de lujo y cenaba a esta hora un sábado. Pero hoy en día, las tiendas de lujo han cerrado temprano en su día más ocupado de la semana.

Este verano asiático, las protestas se han convertido en la norma en Hong Kong.

La protesta del sábado en Yuen Long marca el octavo fin de semana consecutivo de manifestaciones a gran escala, que comenzaron pacíficamente pero que se han vuelto violentas y sangrientas en las últimas semanas. CNN