Plaga de proporciones bíblicas afecta Egipto

El horizonte se ennegrece, los cultivos peligran y los paseantes se retiran lo más rápido posible frente a la que se les viene encima.

Arabia Saudita

La plaga de langostas realmente parece un castigo de alguna fuerza todopoderosa y cae como si de lluvia tratase sobre Egipto y otros países de Oriente Medio como Arabia Saudí y Omán.

Las agencias nacionales y la FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) se preparan para la inevitable invasión del crustáceo.

Las fuertes lluvias y ciclones provocaron en febrero un aumento de la población de langostas del desierto

La irrupción de estos insectos en el Mar Rojo tiene una explicación: las fuertes lluvias y ciclones provocaron en febrero un aumento de la población de langostas del desierto.

La Biblia relata que la octava plaga de Egipto fueron las langostas.

La Biblia y la Torá, el libro sagrado de los judíos, coinciden en una cosa: las diez plagas que Dios envió a Egipto para que el faraón dejara partir a los hebreos.

Egipto prepara 55 bases para su control, ya que uno solo de estos enjambres come tanto como 35.000 personas en un día, lo cual supone una autentica ruina para la producción agrícola, el medioambiente y la seguridad alimentaria.

Las autoridades se centran ahora en reprimir la plaga antes del verano, cuando comienza su época de reproducción y podría ser del todo devastadora, y esparcen miles de litros de pesticida en las provincias donde ya se ha declarado el estado de emergencia.