Pírrico impacto tendrá rebaja de 1,5% en tarifa de la ENEE

Los dirigentes sindicales de la misma ENEE y los pobladores organizados consideraron que la reducción en la tarifa debió ser considerable, porque el valor de los carburantes ha     experimentado un descenso sostenido.

Los expertos afirman que la ENEE tardaría entre cuatro y cinco años para recuperar su balance entre ingresos y gastos.

Es insignificante el impacto que tendrá el ajuste en las tarifas de energía eléctrica y que estará vigente en el período julio-septiembre.

De apenas 25 lempiras por cada 1,500 lempiras facturados, sería el ahorro para los abonados de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, una vez que entre en aplicación la rebaja de 1.5 por ciento en la tarifa. 

Los conocedores del mercado eléctrico y funcionarios del sector explicaron que la estabilidad en la tasa de cambio del lempira frente al dólar, es uno de los factores que más ha influido en el ajuste hacia abajo determinado por la Comisión Reguladora de Energía (CREE).

Los dirigentes sindicales de la misma ENEE y los pobladores organizados consideraron que la reducción en la tarifa debió ser considerable, porque el valor de los carburantes ha experimentado un descenso sostenido.

Todavía está bajo estudio la propuesta para eliminar el impuesto del 15 por ciento para quienes consumen de 750 kilovatios hacia arriba, un alivio que traería un sacrificio fiscal de alrededor de 90 millones de lempiras.

A juicio de empresarios, industriales y consumidores, la ENEE atraviesa por una crisis que no puede ser resuelta a costa del sacrificio de los abondos, razón por la que han exigido que sean investigadas las causas del declive de la institución, cuyas pérdidas acumuladas rozan los 60,000 millones de lempiras.

El plan de rescate de la institución de servicio público está asentado sobre la revisión de los contratos suscritos con desarrolladores privados, la recuperación de pérdidas técnicas y no técnicas, así como el fortalecimiento de los componentes de generación, transformación, suministro y operatividad. 

Los expertos afirman que la ENEE tardaría entre cuatro y cinco años para recuperar su balance entre ingresos y gastos. Hasta el momento, los apuros financieros de la empresa nada más han sido planteados sobre la base de la revisión trimestral de las tarifas, en perjuicio de los abonados.