Pérdidas millonarias registra el sector construcción y brinda clave para recuperar el país

El presidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), Gustavo Boquín, lamentó que el cierre de la fase I de la economía fue terrible para ese sector.

“La industria de la construcción fue muy responsable al mantener las medidas de bioseguidad, no existió ni un tan solo reclamo por parte de las autoridades”, expuso.

A su vez, declaró que “el sector de la construcción fue un ejemplo en el cumplimiento de las medidas de bioseguridad, al no registran ni una tan sola sanción por incumplir las medidas”.

Para Boquín, el cierre fue cierre fue a brusco muchas empresas utilizaron sus últimos recursos para cumplir con las medidas y proteger a los empleados y a la clientela.

“A muchas empresas no les ajustó ni para cumplir con el pago de una quincena para empleados ni para recuperar lo invertido en equipo de bioseguridad”, lamentó.

El sector vivienda, representan el 60 por ciento de la facturación, más de 160 mil trabajadores no se había reintegrado al aparato productivo. Hasta el cierre de la fase I se contabilizaba una pérdida de más de siete mil millones de lempiras, cifra que ya habrá aumentado, auguró.  

“Siete mil millones de lempiras hace una semana, está próxima semana se hará una actualización la próxima semana para ver el aumento en perdidas”, subrayó.

“La economía hondureña está viviendo algo jamás antes visto ni en tiempos de guerra ni por fenómenos naturales”, expuso.

Clave para recuperar la economía

El experto en la construcción indicó que la mejor propuesta para levantar la economía, es la creación de una política monetaria expansionista con una buena inversión.

“El gobierno tendrá que inyectar invertir para recuperar la economía, invertir a todos los sectores económicos, para que Honduras sea vista como un ejemplo en el área centroamericana”, sugirió.

Dato

El año 2008 fue el año de oro para la industria de la construcción, fue el tiempo en donde se construyó 1.5 millones de metros cuadrados, citó Boquín.