OMS promueve la estrategia “Control Integrado del Vector”, frente a casos de dengue

  • Las principales y mayores víctimas del virus son los menores de edad.
  • A la semana epidemiológica número 28 se registran más de 23 mil casos de dengue.

Son muchos los trabajos de acción que se ejecutan en Honduras para bajar la alta incidencia de muertes  y casos de dengue que se registran en la mayor parte del territorio nacional.

Hasta el momento las autoridades sanitarias en conjunto con las 298 alcaldías han emprendido la lucha contra el vector transmisor del padecimiento, que deja hasta el momento 48 muertes confirmadas clínicamente  y más de 90 fallecimientos sospechosos.

Como una medida para bajar la  cifra alarmante del padecimiento la Organización Mundial de la Salud,  propone un  enfoque estratégico conocido como “control integrado de vector”.

¿Qué es el control integrado de vectores?

Es un “proceso racional de toma de decisiones para optimizar el uso de recursos en el control de los vectores”.

Y consiste en una reducción de las fuentes de infección en las viviendas y en la comunidad por iniciativa de sus habitantes, con la abatización de pilas, eliminación de criaderos de zancudos, fumigación de casas, patios y solares baldíos.

Con ello la recomendación del uso de ropa que reduzca la cantidad de piel expuesta, la utilización de  aplicar repelentes sobre las zonas de piel expuesta.

Además del uso en espacios interiores, de insecticidas domésticos en aerosol, espirales antimosquitos u otros vaporizadores de insecticida también puede reducir el número de picaduras.

El objetivo principal del método es la mejora en la eficacia, la rentabilidad, la congruencia ecológica y la sostenibilidad. Con el control de vectores se logrará una prevención o reducción de la transmisión del virus ya que se interrumpe el contacto entre estos y los seres humanos.