OIM impulsa la creación de un sistema de oportunidades para migrantes retornados

Migrantes

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) organizó el Taller para el Diseño de un Sistema de Oportunidades y Servicios para Personas Migrantes Retornadas. El objetivo es integrar en una plataforma única toda la oferta institucional destinada a impulsar el proceso de reintegración de la población migrante retornada.

Se trata de una iniciativa desarrollada junto a la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional; la Secretaría de Gobernación, Justicia y Descentralización; y la Asociación de Municipios de Honduras (AMHON). “Aunque una persona haya retornado a Honduras, su ciclo migratorio no habrá concluido hasta que se culmine con éxito una reintegración sostenible”, señaló Roberto Canizales, coordinador de proyectos de la OIM en Honduras.

Una reintegración plena está supeditada a diversos factores como el tiempo que una persona migrante ha vivido en el extranjero, sus competencias personales y los recursos de los que dispone. Depende también de la aceptación de la familia, las amistades, los núcleos laborales y la comunidad.

Además, una reintegración plena está sujeta a factores ambientales y estructurales, es decir, de las oportunidades económicas y de desarrollo que ofrece el país de origen. “Este taller es una primera aproximación para la construcción colectiva en el diseño de este sistema de oportunidades”, añadió Canizales durante la actividad, que contó con la participación de más de una veintena de instituciones gubernamentales, de la sociedad civil, cooperación internacional y academia.

Se espera que esta plataforma esté en funcionamiento antes de que finalice el presente año. En los últimos años, se ha observado un incremento de flujos migratorios irregulares en los tres países del norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras), así como de los retornos desde Estados Unidos y México, lo que plantea nuevos retos no solo en el volumen de personas migrantes que necesitan asistencia, sino también una diversidad de interlocutores involucrados en la compleja tarea de la reintegración sostenible.

Entre el 1 de enero y el 9 de agosto de 2019, un total de 73,402 personas fueron retornadas a Honduras, lo que supone un incremento del 46% en comparación al mismo periodo del año anterior. Según datos del Centro Nacional de Información del Sector Social (CENISS), el 92.91% de las personas retornadas aducen razones económicas para tomar la decisión de migrar.

Este taller se dio en el marco del Proyecto Trinacional para la Resiliencia y la Cohesión Social en el Norte de Centroamérica, una iniciativa del Fondo de las Naciones Unidas para la Consolidación de la Paz (PBF, por sus siglas en inglés), implementada por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ANCUR), la Organización Internacional para las
Migraciones (OIM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.