¿Oficialistas y opositores? comienza carrera dentro del Partido Nacional

En el seno del partido en el poder, la carrera de cara al próximo proceso comicial ha comenzado de manera accidentada.

El ex presidente, Porfirio Lobo Sosa, dice que su movimiento está preparado para liberar al nacionalismo del mandato de Juan Orlando Hernández.

En sus más recientes declaraciones, el ex gobernante afirmó que su plataforma denominada “Todos por el Cambio” está listo para participar en la contienda interna.

A renglón seguido, ha vuelto a enfilar contra Hernández, de quien demandó textualmente: “Debería renunciar, porque está castigando inmisericordemente al pueblo hondureño”.

Y el designado presidencial, Ricardo Álvarez, ha manifestado estar claro que su eventual postulación a la primera magistratura no cuenta con el apoyo del mandatario.

En el interior del Partido Nacional están escritos los nombres de potenciales aspirantes a convertirse en candidatos a la Presidencia de la República y con vistas a que dicho instituto político se perpetúe en el poder, por encima del ciclo lógico de “desgaste” en la administración del Estado.

Además del ex alcalde capitalino, quien desde el año anterior confirmó la creación de su movimiento y la organización de sus bases, también se ha alzado el nombre del presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, cuyas estructuras ya están conformadas.

En este escenario revuelto, también se mencionan los nombres del titular del Comité Central, Reynaldo Sánchez y del jefe edilicio del Distrito Central, Nasry Asfura, sin dar por descontadas las aspiraciones que -en su momento- presenten otras figuras de la entidad del emblema azul.

Falta tiempo para la próxima contienda. Por lo mismo, hay que leer “entre líneas” las aspiraciones prematuras que emergen en las filas del nacionalismo.

¡El cotarro está revuelto!