Nicaragua: Policía Orteguista secuestra a más de 20 pobladores durante la Semana Santa en Las Segovias

La Prensa. El campesino José Rodolfo Ramos Gómez, de la comunidad de Moropoto del municipio indígena de San Lucas, en Madriz, forma parte del grupo de más de 21 ciudadanos que fueron secuestrados durante la Semana Santa por la Policía Orteguista (PO) en la región norte de Las Segovias.

José Rodolfo fue sacado a la fuerza de su vivienda a eso de las 4:00 de la tarde del pasado viernes por patrullas de agentes uniformados de negro y con fusiles AK, quienes se lo llevaron de Moropoto al cuartel de la PO en la ciudad de Somoto. A eso de las 4:45 de la tarde de este sábado fue dejado en libertad.

Mientras que el conocido comerciante José Daniel Moncada Betanco fue dado de alta la tarde del viernes del hospital Juan Antonio Brenes Palacios en Somoto, donde había sido ingresado de urgencia desde la celdas del comando policial, después que policías y paramilitares lo secuestraran la noche del jueves mientras se disponía, junto a su esposa e hija menor a participar de la procesión del silencio.

“Los policías orteguistas y hasta paramilitares de civil nos interceptaron en la calle de Somoto y se llevaron a mi esposo a la fuerza a la delegación policial, donde lo tuvieron detenido y como vieron que se les agravó lo mandaron al hospital, porque estuvo a punto que le diera un infarto del corazón”, comentó la esposa de Moncada, quien además denunció que fue golpeada delante de su hija por conocidos paramilitares.

Durante la noche del miércoles, la madrugada del jueves y todo el viernes unas 19 personas habían sido secuestradas por grupos de agentes de la Policía, y en algunos casos de paramilitares asalariados, en zonas de los departamentos de Madriz, Nueva Segovia y Estelí.

Entre los secuestrados, y después puestos en libertad, están: el médico Heriberto Herrera y su hermana Verónica Herrera; y los jóvenes Jairo Cáceres y Darwing de Jesús Florián, quienes fueron detenidos en una de las calles del poblado del municipio de Mozonte, en el departamento de Nueva Segovia, y liberados al mediodía del jueves.

La noche del miércoles pasado fue secuestrado el joven Erick Morazán, habitante del sector tres de la ciudad de Somoto; y liberado horas después por gestiones de su padre Bayardo Morazán, un conocido militante sandinista.

La misma noche del miércoles fue secuestrada la abogada somoteña Danelia Argüello Cano. Fue enchachada y golpeada en una celda del comando de la Policía de Somoto y después fue liberada. También tres jóvenes más del sector 3 de la ciudad de Somoto fueron secuestrados en plena vía pública y después dejados en libertad.

Argüello manifestó que tuvo que ingresar al Hospital de Somoto porque presentaba lesiones en el cuello y la columna por lo que le fue puesto un collarín y se encuentra en reposo en su casa de habitación.

Mientras que en la ciudad de Estelí se contabilizaba la detención de unas 11 personas, entre ellos, dos presos políticos que recientemente habían sido liberados bajo medidas cautelares de casa por cárcel José Daniel Álvarez Polanco, quien permanece en las celdas del comando policial de la ciudad de Estelí. Polanco había sido liberado el 15 de marzo bajo medida cautelar impuesta.

Otro secuestrado es Asisclo Torres Larios, originario de la zona de Jinotega, pero quien laboraba en el mercado municipal Alfredo Lazo de la ciudad de Estelí. Torres se encuentra en las celdas de la modelo de Tipitapa, según contaron sus familiares. “Lo extraño que ahí lo tienen sin el uniforme azul que acostumbran ponerles y ha sufrido golpizas”, señalaron.

También los jóvenes estelianos David Gaitán, alias “El Chino”, Katherine Peralta y Sharon González, habían sido secuestrados por la Policía de Estelí, la mañana del viernes y liberados la medianoche de ese mismo día.