Neymar angustia al PSG

La táctica de Josep Maria Bartomeu de enfriar el fichaje de Neymar está poniendo nervioso al PSG, ya que esperan que el Barça llame a su puerta para ponerse a negociar aunque no hace ningún movimiento porque entiende que no hay mejor táctica que esperar a que el jugador y el club francés sigan tirando los trastos por una posible venta o trueque.

El Barça entiende que estará en mejores condiciones cuando llegue el momento de abordar el fichaje. La respuesta oficial es la que Bartomeu dijo: “No hay caso”, pero la realidad es que no es más que una táctica de desgaste. El Barça quiere pagar poco o nada además de ofrecer algunos jugadores y PSG avance con ellos en las negociaciones de su contrato.

El sentimiento del Barça es que “el problema lo tienen ellos” porque uno quiere irse y el otro pide mucho por venderle. El club azulgrana espera paciente porque además tiene la complicidad de que Neymar no jugará en otro sitio que no sea el Camp Nou. Esto es lo que ha transmitido al Barça y el PSG está, por primera vez, en situación de desventaja.