“Nadie está por encima de la ley”: Hernández

El mandatario Juan Orlando Hernández expresó hoy que ha recibido “con tristeza” el veredicto emitido contra su hermano, Antonio Hernández, imputado por cuatro cargos por la justicia de Estados Unidos.

Textualmente dijo: “Nadie está por encima de la ley” y, a renglón seguido, señaló que se ha visto sorprendido por la “capacidad de los criminales de mentir y de negar las acciones del Estado de Honduras contra las actividades ilegales.

Ellos han utilizado sus mentiras como armas, replicó luego Hernández al remarcar: “Me causa sorpresa que fiscales de Estados Unidos le crean a criminales y que califiquen al país como un narco-Estado”.

Este país, enfatizó el gobernante, ha decidido combatir el narcotráfico, uno de los flagelos más grandes que afecta a la misma sociedad de Estados Unidos.

“Rechazo que Honduras sea considerado como un narco-Estado”, repitió el mandatario para luego añadir que “hemos sido referentes en la batalla contra el tráfico de drogas, cuyos resultados han sido destacados por los mismos órganos de Estados Unidos como son El Comando Sur, el Departamento de Estado, la Agencia Antinarcóticos (DEA), y la Embajada en Tegucigalpa.

Al término de su comparecencia en Casa Presidencial, Hernández reafirmó su voluntad de seguir combatiendo el crimen organizado, particularmente la plaga del trasiego de drogas, con “valentía y decisión”.