Muere el canónigo de la catedral de Valencia al atragantarse en el convite de la boda que acababa de celebrar

La autopsia no se celebrará hasta este lunes.
La autopsia no se celebrará hasta este lunes.

Juan Miguel Díaz Rodelas, canónigo de la catedral de Valencia y celador del Santo Cáliz, ha muerto este fin de semana al atragantarse con un trozo de carne durante el convite de la boda que él mismo acababa de celebrar, informa la Cadena SER en la ciudad del Turia.

Un sacerdote que había concelebrado junto a él la ceremonia fue quien se dio cuenta de que Díaz Rodelas se atragantaba.

Un equipo médico fue avisado, pero tras varios minutos intentando que volviera a respirar, no lo consiguieron. Según la Cadena SER, no se descarta que la situación fuera provocada por un fallo cardíaco. La autopsia no se celebrará hasta este lunes.

También según la emisora, el sacerdote que le acompañaba, al ver la gravedad de la situación, pidió a un seminarista que fuese a la cocina de donde se celebraba el convite y trajese aceite, con el que pudo darle la extrema unción al canónigo.

Díaz Rodelas había nacido en 1950 en Arico Nuevo (Tenerife) y llevaba 20 años como canónigo en Valencia. Era profesor de Teología en Valencia, profesor del Pontificio Instituto Juan Pablo II y del Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas. Era también presidente del Patronato del Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer y doctor en Ciencias Bíblicas. Fuente: 20 minutos