Miles de peregrinos reciben atenciones médicas del Gobierno en la Basílica de Suyapa

Desde el pasado viernes hasta este domingo, miles de peregrinos que visitaron la Basílica Menor de Suyapa fueron atendidos por personal médico especializado que puso a disposición el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

Por sexto año consecutivo se brinda atenciones a los devotos de la Patrona de Honduras que con fe llegan a la Basílica Menor y duermen en el Campamento que instala en las afuera el Gobierno de la República.

Medicina general fue el área más visitada por los compatriotas; seguido de pediatría y odontología con servicios de extracciones, limpiezas bucales, aplicaciones de flúor; tratamientos de selladores de fosas y fisuras y aplicación de barniz dental.

Además, el Gobierno colocó tres clínicas móviles en las cuales se brindaron atenciones en área ginecológica como ultrasonidos para embarazadas, palpados de mamás, ultrasonidos pélvicos, prueba para detección de cáncer de cérvix y también mamografías.

Participaron más de 450 voluntarios en el área de salud. Hubo tomas de presión, medición de azúcar en la sangre, toma de peso y talla a menores de dos años. Los devotos que fueron atendidos por los médicos recibieron medicamentos gratuitos.

También apoyaron en las brigadas este domingo personal de la Fuerza de Tarea Conjunto Bravo de los Estados Unidos y las Fuerzas Armadas de Honduras.

Devotos agradecidos
La señora Priscila López, quien viajó junto a sus dos hijos desde Tutule, La Paz, a cumplir una promesa a la Morenita de Suyapa recibió atención médica general en la Feria de la Salud y agradeció al mandatario hondureño por esta iniciativa que beneficia a los más necesitados.

Cindy Sarmiento, llegó desde Lempira a presentarle a la Virgen de Suyapa a su bebé de seis meses y aprovechó para que fuese atendido por los pediatras. “Gracias al presidente Juan Orlando porque estas brigadas nos beneficia a los que venimos de lejos al igual que la comida que han dado”.

Otras atenciones
El Gobierno también a través de la estrategia Criando con Amor dirigida a la primera infancia entregó pañaleras a las madres con bebés en brazos y mediante el programa “Honduras para Todos” dio ayudas técnicas como sillas de ruedas, muletas y bastones a los peregrinos con discapacidad que necesitaban de estos beneficios. Al igual que se brindó alimentación que incluía desayuno, almuerzo y cena a los peregrinos que llegaron de lugares remotos del país.