Mil presidiarios limpian playas de El Salvador

Un millar de presidiarios participa desde este sábado en una campaña de limpieza de playas en El Salvador como parte de un programa de reinserción, informó la Dirección General de Centros Penales (DGCP).

La fuente indicó que los presos, provenientes de las cárceles de “detención menor”, intervendrán las playas de San Marcelino, Costa del Sol y La Puntilla.

Añadió que durante las vacaciones de Semana Santa realizarán labores de limpieza en la zona costera de los departamentos de La Paz (centro), Ahuachapán (oeste), Sonsonate (oeste) y Usulután (este).

Al cierre de dicha semana, “se realizará limpieza en las zonas más importantes de las playas y centros turísticos” en coordinación con el Instituto Salvadoreño del Turismo (ISTU).

“Se busca que estas acciones incentiven a la empresa privada, municipios, organismos no gubernamentales y ciudadanía en general para que se integren a esta campaña”, acotó la DGCP.

Destacó que los participantes forman parte del programa de rehabilitación “Yo Cambio”, entre los que se encuentran 1.800 presidiarios de baja peligrosidad capacitados para “colaborar en diferentes actividades de ayuda a la comunidad”.

En el programa “Yo Cambio” participan 26.000 presos, de los que 2.500 “se encuentran trabajando en áreas productivas en granjas” y 2.000 en “trabajos comunitarios”.

Los centros penales de El Salvador albergan a unos 38.000 reos, cifra superior a la capacidad instalada, por lo que el país llegó a registrar una sobrepoblación de hasta el 400 % en años anteriores.

El ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, ha dicho en diferentes ocasiones que al final del actual Gobierno se prevé que la sobrepoblación llegue a un 130 %, con lo que será “muy inferior al promedio de la región” centroamericana.

En junio de 2016, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró inconstitucional el hacinamiento en las cárceles y calabozos de la PNC, que también albergan a miles de personas.