Más de 4,5 millones de dólares dejan al país los turistas salvadoreños

Honduras es unos de los destinos preferidos por los salvadoreños durante el feriado agostino en su país y así lo demuestra el hecho de que sin haber concluido la semana hay un incremento del 18 % en relación a las llegadas de 2018, informó hoy el secretario de Turismo, Emilio Silvestri.

“Estamos muy complacidos” por el creciente ingreso de salvadoreños, manifestó el funcionario, quien adelantó que también habrá un aumento en la llegada de cruceros y aerolíneas a Honduras.

Los datos del Instituto Nacional de Migración (INM), “en conjunto con las encuestas que hemos hecho en las diferentes fronteras, muestran un ingreso de 14.667 viajeros” salvadoreños, que empezaron a llegar al territorio hondureño desde el 1 de agosto, precisó Silvestri.

Los turistas salvadoreños se desplazan a varios sectores del interior del país, no solo a lugares de sol y playa, “aunque, naturalmente y estadísticamente hablando, siempre hay mayor concentración en el Caribe de Honduras”, indicó.

Sin embargo, añadió el ministro, este año hubo muchos turistas que se quedaron en el sur y otros viajaron al Lago de Yojoa, donde asistieron al evento Lago Fest; Comayagua, Santa Rosa de Copán, Gracias y Copán Ruinas son parte de los destinos preferidos por los salvadoreños.

Silvestri aseveró que el éxito de esta movilización de salvadoreños hacia Honduras se debe a la promoción que el Gobierno hondureño en conjunto con el sector privado impulsó en El Salvador; al clima de seguridad que se respira en el país, a los 327 puestos de control que instaló la Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm) en todo el territorio nacional y al buen estado de las carreteras.

Todos estos esfuerzos significan un ingreso de 4,5 millones de dólares para el país durante los 10 días que dura el feriado agostino en El Salvador.

Honduras también ha mejorado la calificación en la aplicación de la encuesta de satisfacción, que este año alcanza el 83 %, versus el 77 % que logró en 2018. El promedio mundial es del 86 %.