Los 10 puntos clave del acuerdo migratorio que convierte a Honduras en un ‘tercer país seguro’

Acuerdo migratorio Honduras
El convenio, en resumen, obliga a Honduras a recibir migrantes que sean referidos por EE.UU.

El pacto obliga a Honduras a recibir migrantes que sean referidos por Estados Unidos y no podrá devolverlos ni removerlos hasta que sus casos de asilo sean resueltos por las autoridades federales estadounidenses.

Sin mencionarlo específicamente en ninguna de las seis páginas del acuerdo migratorio firmado entre los gobiernos de Donald Trump y Juan Orlando Hernández el miércoles (25 de septiembre) en Nueva York, Honduras, uno de los principales ‘exportadores’ de migrantes en busca de asilo en territorio estadounidense, se ha convertido en un ‘tercer país seguro’.

El acuerdo (al que Univision Noticias tuvo acceso por medio de una fuente diplomática), firmado tras varias semanas de negociaciones, se alcanzó el 25 de agosto en Washington DC, durante una reunión entre el presidente Hernández y el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kevin McAleenan.

Denominado “Acuerdo entre el gobierno de Estados Unidos de América y el Gobierno de la República de Honduras para la Cooperación en el Examen de las Reclamaciones de Protección”, el convenio, en resumen, obliga a Honduras a recibir migrantes que sean referidos por Estados Unidos. Y la nación centroamericana no podrá devolverlos ni removerlos hasta que sus casos de asilo sean resueltos por las autoridades federales estadounidenses.

Estos son los puntos clave del pacto:

  1. Reclamo de compromisos

El acuerdo indica que tanto Honduras como Estados Unidos son parte de los “principales instrumentos internacionales de DDHH, y en particular de la Convención de Ginebra 1951, sobre el Estatuto de Refugiados. Y del Protocolo sobre el Estatuto de los Refugiados firmado en Nueva York en enero de 1967″. Ambos, por tanto, “deben proporcionar protección a los refugiados elegibles que están físicamente presentes en sus respectivos territorios de acuerdo con sus respectivas obligaciones bajo esos instrumentos”.

2. Honduras no puede devolverlos

El acuerdo estipula que Honduras no podrá devolver ni deportar a los migrantes que le envíe Estados Unidos y que se encuentran en proceso de asilo (menos ciudadanos hondureños). El documento cita las obligaciones establecidas en la Convención de 1951 y el Protocolo de 1967, así como la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes de 1984.

3. Asilo temporal

El traslado de migrantes desde Estados Unidos hacia Honduras es denominado ‘asilo o protección temporal’, figura que convierte a la nación centroamericana en un ‘tercer país seguro’ al aceptar estas condiciones mutuamente.

4. Justificación

El acuerdo menciona que el traslado de migrantes desde Estados Unidos a Honduras se hará para “evitar el fraude en el sistema de protección, lo que socava su propósito legítimo” (el asilo).

5. Petición de asilo

Honduras deberá garantizar que los migrantes que crucen su territorio o jurisdicción tengan acceso a una petición de asilo, y otorgarles un proceso completo y justo. Hondureños no

6. Hondureños no

Los ciudadanos hondureños que pidan asilo en Estados Unidos no serán devueltos a Honduras mientras sus casos se encuentran pendientes de resolución.

7. No habrá devoluciones

Para garantizar que los migrantes que buscan asilo sean protegidos, Honduras no devolverá ni deportará a un solicitante de asilo enviado por Estados Unidos.

8. Proceso de asilo

Honduras tendrá un procedimiento para resolver cada caso de acuerdo con su derecho interno y obligaciones internacionales.

9. Traslado de migrantes

Honduras no transferirá a ningún migrante enviado por Estados Unidos hasta que Estados Unidos tome una determinación final respecto a la petición de asilo.

10. Sin quejas

Honduras no disputará ninguna decisión hecha por Estados Unidos.

Fuente: Univisión