Las ocurrencias del pueblo capitalino le imprimen diversión al carnaval de Tegucigalpa

Réplica de la catedral de Tegucigalpa
Una réplica de la catedral de Tegucigalpa San Miguel Arcángel forma parte de los atractivos del desfile.

Los festejos por el 441 aniversario del surgimiento de Tegucigalpa como ciudad han reunido en el bulevar Suyapa a cientos de capitalinos que encontraron en el carnaval la oportunidad perfecta para celebrar.

Una niña formaba parte de los saxofonistas de una banda marcial que participó en el carnaval.

Mogigangas, el cantinflas catracho, Batman y hasta Mario Bross se han unido a la fiesta y deleitado al público con sus ocurrentes participaciones.

La fiesta por el aniversario de la ciudad gemela han propiciado el ingenio de los ciudadanos que se han disfrazado incluso de San Miguel Arcángel príncipe de la Milicia Celestial y Satanás para protagonizar una batalla épica contra el mal en las calles de Tegucigalpa.

Un capitalino no quiso venir solo al carnaval y se trajo a su gorila de peluche al desfile.

Al son de las bandas de guerra y marciales los jóvenes de los diferentes institutos bailan durante el desfile que se desarrolla en el bulevar Suyapa.

Los disfraces son parte esencial del carnaval que fue la ocasión ideal para que el “Cantinflas Catracho”, hiciera una nueva aparición.