Las intervenciones de operadores de justicia están dirigidas a evitar que se generen actos vandálicos

Los órganos de seguridad y de investigación no permitirán que grupos irregulares promuevan acciones que desestabilicen el orden.

El ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, advirtió este día que las intervenciones combinadas de los operadores de justicia están dirigidas a evitar que se generen actos vandálicos y que la población esté expuesta a hechos de violencia.

A tal efecto se lleva a cabo un monitoreo permanente, agregó el funcionario al referirse a la convocatoria hecha para la conformación de los “Comandos Insurreccionales”.

Los promotores de dichas movilizaciones han llamado a la población a llevar a cabo paros y manifestaciones de protesta contra el régimen del mandatario, Juan Orlando Hernández, en el período entre el 20 y el 27 de enero, fecha en la que se cumple el primer año del segundo período de la actual administración.

Tales actividades estarían orientadas al bloqueo de los accesos a zonas productivas y aeropuertos, en lo que el secretario de Seguridad ha calificado como una “guerra psicológica” alimentada a través de redes sociales.

Las intervenciones combinadas de la Policía, el Ejército y entes de inteligencia y de investigación están en curso, con el fin de garantizar el orden, la paz y el respeto a las leyes, sentenció el titular de Seguridad.

De su parte, el ex jefe de Las Fuerzas Armadas y ex aspirante presidencial, Romeo Vásquez Velásquez, consideró que las actuaciones de los órganos estatales debe ser prudente en momentos en que Honduras vive un período de polarización profunda.

Y es que los hondureños rechazan tanto los comportamientos dictatoriales de izquierda como de derecha, analizó posteriormente el entrevistado.

Finalmente, Vásquez Velásquez invitó a los sectores de la oposición radical a identificarse con las necesidades de los grupos mayoritarios que sufren las consecuencias de la desigualdad socio-económica, en lugar de promover la confrontación entre hermanos hondureños.