Las Golondrinas, pasaje ignoto en Valle de Ángeles

Al este de la capital, exactamente a 45 minutos en su vehículo se encuentra Valle de Ángeles, bello municipio engalanado con sus pintorescas calles de piedra y hermosa arquitectura colonial que deslumbrará a sus visitantes.

El lugar se caracteriza por su clima fresco, artesanía en barro y el tallado en madera; pero lo que atrapa a sus visitantes es la cascada de Las Golondrinas.

Para llegar al lugar bien puede tomar una mototaxi que lo dejará en la entrada del lugar, allí deberá caminar una media hora para poder disfrutar de la cascada y de la rica agua helada que brota de la montaña de La Tigra.

A casi mitad del camino a su costado izquierdo podrá ver un páramo donde la tierra es amarilla y con tonalidades grisáceas, allí, según pobladores es donde las mineras tiraban los desperdicios, por lo que los químicos hicieron que el suelo tomara ese color

Luego de una parada obligatoria contemplando este paraje se debe seguir caminando hasta adentrarse en la zona de amortiguamiento de La Tigra.

Por el camino se podrán observar bóvedas en donde los mineros guardaban sus herramientas y explosivos; también afluentes de agua que en un momento fueron las entrenadas a algunas mina.

Al pasar todos estos lugares se llegará a la cascada Las Golondrinas, si bien las fotos no le hacen honor al recinto, la visita hará deslumbrar a los turistas que decidan observarla.

Como es un lugar un tanto alejado de las casas los ciudadanos que deciden apersonarse pueden llevar su comida para pasar un momento ameno con sus seres queridos.