Lacalle Pou, nuevo presidente de Uruguay

Nuevo presidente de Uruguay
Foto / El País.

La espera se extendió por cuatro días, hasta que finalmente este jueves se confirmó lo que todos sabían: Luis Lacalle Pou será el presidente de Uruguay a partir del 1 de marzo de 2020, poniendo así fin a 15 años de gobierno de la izquierda en el país más pequeño de Sudamérica.

Lacalle Pou, candidato de una coalición de centroderecha encabezada por el tradicional Partido Nacional, derrotó a Daniel Martínez, del Frente Amplio. Martínez se había negado en la noche del domingo pasado a reconocer a su rival como presidente electo, ya que su ventaja de 28.666 votos era menor a los 35.000 votos observados y pendientes del segundo escrutinio.

Aunque ese escrutinio no terminó aún, la Corte Electoral uruguaya confirmó este jueves que, con el recuento de varios departamentos (provincias) cerrado, Lacalle Pou logró ya una ventaja “insuperable sobre Martínez”, que tiene previsto ir a saludar hoy mismo al próximo presidente del país.

De 46 años y miembro de una familia de gran estirpe política, Lacalle Pou perdió cinco años atrás el balotaje contra el actual jefe del Estado, Tabaré Vázquez. Beatriz Argimón, su compañera de fórmula, se confirmó como la primera mujer en acceder mediante elecciones a la vicepresidencia del país.

El viraje de Uruguay a la derecha completa el dominó político de 2019 en una América Latina convulsionada. Más allá del especial caso de Venezuela, el único país sudamericano con un Gobierno de izquierdas será a partir del 10 de diciembre la Argentina de Alberto Fernández, con todos los peros que corresponden cuando se trata del peronismo, un movimiento que engloba izquierda y derecha a la vez.

Lacalle Pou es hijo de Luis Alberto Lacalle Herrera, presidente uruguayo entre 1990 y 1995, y bisnieto de Luis Alberto de Herrera, que presidió el Consejo Nacional de Administración entre 1925 y 1927. El Consejo Nacional de Administración fue parte del poder ejecutivo del Uruguay entre 1919 y 1933, en igualdad con el presidente de la República. El herrerismo es uno de los movimientos politicos históricos de un país conocido por su laicismo y sentido cívico.

El gran desafío de Lacalle Pou será gobernar frente a una oposición mucho más fuerte de lo que pronosticaban las encuestas previas al balotaje, y para eso necesitará que la coalición de cinco partidos que lo llevó al poder se mantenga unida. Su ministro de Asuntos Exteriores será Ernesto Talvi, candidato del otro partido tradicional del Uruguay, el Colorado. La inseguridad, que creció fuertemente en los últimos años, y una economía con síntomas de agotamiento y un déficit del 5% del PIB son los problemas más acuciantes que se advierten en el horizonte.

Fuente: El Mundo