Irán desmiente haber recibido un mensaje de Trump sobre un ataque inminente

Teherán desmiente los reportes acerca de haber recibido un mensaje del presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre un ataque inminente contra la República Islámica, ha declarado el portavoz del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní, Keivan Khosravi.

EE.UU. no envió ningún mensaje a través de Omán“, ha aseverado el vocero en una entrevista concedida a la radiotelevisión estatal iraní IRIB​​​.

Horas antes, la agencia Reuters, con referencia a funcionarios anónimos iraníes, informó de que Teherán recibió un mensaje de parte del presidente Trump, a través de las autoridades de Omán acerca de “un ataque inminente contra Irán”.

“En su mensaje, Trump dijo que estaba en contra de cualquier guerra con Irán y quería hablar con Teherán sobre varios temas”, citó la agencia a sus fuentes iraníes, añadiendo que el mandatario estadounidense “dio un corto período de tiempo para obtener nuestra respuesta“.

“Pero la respuesta inmediata de Irán fue que el líder supremo [el ayatolá Alí Hoseiní] Jameneí decidirá sobre este tema”, citó Reuters a un funcionario iraní que habló bajo condición de anonimato.

Otro funcionario detalló a la agencia que Teherán dejó claro “que el líder está en contra de cualquier conversación, pero se le enviará el mensaje para que tome una decisión”. “Sin embargo, le dijimos al funcionario omaní que cualquier ataque contra Irán tendrá consecuencias regionales e internacionales“, concluyó.

¿Ataques aprobados?

Previamente transcendió que Trump había aprobado varios ataques contra Irán a raíz del derribo de un dron de su país por parte de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, pero retrocedió de manera repentina. Un alto cargo familiarizado con el asunto señaló que “la operación estaba en marcha en sus primeras etapas cuando fue cancelada”. 

“Los aviones estaban en el aire y los barcos estaban en posición“, aseguró. Supuestamente, estaba previsto que el ataque tuviera lugar justo antes del amanecer del viernes para minimizar el riesgo para militares y civiles iraníes. RT