Incidente en el Nacional deja cuatro muertos y varios heridos

Lo que se pintaba para ser una fiesta en Tegucigalpa por el clásico capitalino entre Olimpia Y Motagua terminó en un derramamiento de sangre entre los aficionados de ambos equipos, que sin medir las consecuencias de sus actos se empezaron a atacar entre sí, en lo que se puede conceptualizar como “guerra campal”.

En primera instancia los actos desmedidos dejaron como saldo a seis personas que ingresaron al Hospital Escuela (HE), de las cuales cuatro de ellas murieron en las últimas horas por las lesiones que presentaban en su integridad por arma de fuego.

Los nombres de los fallecidos son Carlos Fernando Alvarado Meza, de 28 años de edad; Jeferson Josué Banegas, de 22 años; David Zepeda Zuniga, de 22 años; y Belis Antonio Baquedano Méndez, de 27 años.

Familiares de Carlos F. Alvarato retiran su cuerpo de Medicina Forense pasa trasladarlo al departamento de Comayagua.

Los cadáveres, luego del deceso fueron remitidos a Medicina Forense; y posteriormente fueron retirados pos sus familiares para darles cristiana sepultura.

Carlos Fernando Alvarado Meza nació el 5 de marzo de 1990 en La Ceiba, Atlántida. Residía en el Barrio Abajo.
David Antonio Zepeda Zuniga nació el 27 de enero de 1997 en Danlí, pertenecía a la barra del club Motagua.
Jeferson Banegas

Ingresos

El HE mencionó que son 11 las personas que ingresaron al centro asistencial por los disturbios en el Estadio Nacional.

Estables

  1. Px masculino – poli traumatismo en cráneo se le dio de alta
  2. Px femenino -Herida por arma de fuego en glúteo y en tobillo
  3. Px Masculino – herida por arma de fuego en tobillo se le dio el alta
  4. Px masculino – politraumatismo al caer de la malla del estadio
  5. Px masculino- herida de arma blanca en mano izquierda se le dio de alta
  6. Px masculino menor de edad – afectado por gases lacrimógenos – se le dio de alta
  7. Px masculino- politraumatismo en cráneo

Son 3 los pacientes que permanecen siendo atendido por parte de los especialistas, su pronostico es favorable y fuera de peligro pero deben de permanecer tanto en observación como en tratamiento.