Honduras, entre los países de Latinoamérica con más casos de tuberculosis

Honduras, entre los países de Latinoamérica con más casos de tuberculosis
Enfermedad bacteriana infecciosa, potencialmente grave, que afecta principalmente a los pulmones. Foto: MSD Manuals

Redacción Presencia Universitaria

Solamente con escuchar hablar, estornudar o toser a una persona con tuberculosis se puede contagiar esta enfermedad que se disemina a través del aire y por cada paciente que la padece, 15 a su alrededor están infectados.

Esta enfermedad fue descubierta un 24 de marzo de 1882 por el doctor Robert Koch, quien marcó el inicio para el control y eliminación de esta infección. Los síntomas que identifican a una persona con tuberculosis son tos por más de 15 días, disminución de peso, fiebre y en algunas ocasiones sangre al toser.

La tuberculosis (TB) es una infección bacteriana causada por un germen llamado Mycobacterium tuberculosis, la bacteria suele atacar los pulmones, pero puede dañar otras partes del cuerpo donde se esté multiplicando.

De acuerdo con Lelany Pineda, coordinadora del Grupo de Investigación en Enfermedades de Etiología Bacteriana, en Honduras se reportan 34 casos por cada 100 mil habitantes y a nivel mundial hay una incidencia de 10 millones de casos anualmente. Asimismo el país se encuentra dentro de los 11 países de Latinoamérica con mayor incidencia de casos de tuberculosis.

Hora de actuar

El país cuenta con un Programa de Tuberculosis con estrategia para controlar y disminuir los casos, también lo supervisa la Organización Mundial de la Salud (OMS) por la incidencia de casos, además de contar con el apoyo del Fondo Mundial para el Control y Detección de Casos de TB y apegarse al Manual de Normas que brinda la OMS.

“Hay un diagnóstico y un tratamiento de la enfermedad gratuito durante seis meses. Se utilizan medidas de control de la enfermedad. Ha habido una reducción consecutiva desde 1998 de los casos anualmente, sin embargo, estamos queriendo tener menos casos y esto va acompañado con una serie de estrategias para mejorar la calidad del paciente con tuberculosis y su entorno”, comentó la  coordinadora del Grupo de Investigación en Enfermedades de Etiología Bacteriana.

Como parte de un trabajo para erradicar esta enfermedad y que no siga siendo un tema de salud pública, “la estrategia primaria que se debe hacer es una búsqueda activa de casos con tuberculosis, en los centros de salud  y el personal de salud del país están totalmente equipados con el tratamiento para el control de la enfermedad”, explicó Pineda.

En ese sentido solo se necesita desarrollar este proceso con eficacia para obtener mejores resultados: “La detección de un paciente con síntomas de tuberculosis, llevarlo a recibir atención médica, obtener su diagnóstico oportuno y llevar a cabo el tratamiento adecuado es la mejor estrategia que se puede realizar para disminuir la incidencia de casos de esta enfermedad”, detalló.

“Tenemos las herramientas, lo que nos falta por hacer es poner en práctica el lema ‘Es hora de tomar acción. Pon fin a la enfermedad’”, concluyó la investigadora.