Griezmann, seguirá esperando

La idea del Barça era comprar esta semana a Griezmann, pero parece que se complica la situación. En el club trabajaban con la previsión de pagar hoy miércoles la cláusula de 120 millones en la sede de LaLiga, ya que el futbolista aterrizará mañana en Barcelona y la idea era que el lunes empezara a entrenar como un jugador más de la plantilla.

No obstante, la falta de liquidez del Barça y las negociaciones con los bancos para que avalen el cheque de 120 millones de euros pueden trastocar los planes de la entidad catalana, que podría verse obligada a retrasar su cronograma. Hay versiones que incluso hablan de que el pago no lo realizarían hasta el viernes.

El Barça trató de negociar sin éxito un pago aplazado de la cláusula, que en este caso hubiera pasado a ser un traspaso, pero el Atlético, molesto por como los culés llevaron las negociaciones, desechó esta posibilidad y únicamente aceptará el pago de la cláusula al contado y no parece que el Barcelona esté en disposición de hacerlo de manera inmediata.