Granjera fue a dar de comer a sus cerdos sin imaginar que ella se convertiría en el alimento

La mujer de 56 años se desplomó en la pocilga de los animales, situación que aprovecharon para devorarla.

Un ataque epiléptico o un desmayo habrían sido las causas por las que la agricultora se desvaneció cuando fue a alimentar a los mamíferos, afirma la Policía de Udmurtia, a 1.200 kilómetros de Moscú.

Su esposo, encargado de la labor de los porcinos, no había podido ir porque se encontraba enfermo. Sin embargo, al ver que su compañera no regresaba, fue hasta el corral y halló la macabra escena: los animales habían devorado completamente el rostro, las orejas y los hombros de la mujer, informó el Daily Mail.

Por cuenta de las heridas la mujer perdió bastante sangre, lo que finalmente terminó con su vida.

A pesar de las primeras evidencias, las autoridades trabajan de la mano con expertos forenses para establecer las circunstancias de lo acontecido.

No obstante, los detectives señalaron que no habían atendido un caso “tan impactante” en los últimos años.