Giuseppe Vijil y las aventuras literarias de un odontólogo catracho

Entrevista en un estudio de radio entre una dama y un caballero
El escritor Giuseppe Vijil compartió con el equipo del programa Dale Play detalles de su carrera.

Giuseppe Vijil es un profesional y docente de la odontología quien ha explorado con éxito el campo de la literatura hace más de una década.

Este hombre polifacético recientemente obtuvo el premio Centroamericano de Novela Corta con su obra “Entrelazados”.

La aventura literaria de Giuseppe comenzó con su incursión en concursos de cuentos donde fue descubriendo que su estilo podía trascender de afición a carrera.

” En uno de los concursos conocí a don Eduardo Bähr , quien decidió cobijarme bajo su editorial independiente Sedal y de allí en adelante fue ir escribiendo y publicando”.

La primera publicación fue “Ángel y otros Relatos”, una antología de cuentos, posteriormente dio un giro a su carrera con la novela “Las Ovejas de Caín” y actualmente promociona “Entrelazados”.

Durante una entrevista en el programa Dale Play el escritor relató gran parte de los vaivenes de su carrera y reveló detalles íntimos de su vida, como su pasión por el fútbol y la relación que tiene para él la música con las letras.

Giuseppe Vijil durante la premiación de su novela “Entrelazados” junto a otros participantes. Foto: La Tribuna

Vida e influencias

Tener doble nacionalidad hondureña e italiana le brindó la oportunidad a Vijil de estudiar en el extranjero y tener un acervo cultural único.

A través del tema “Vita spericolata” de Vasco Rossi, descubrimos la influencia de este rock star italiano en la vida del escritor hondureño, quien afirma que su carrera en la letras forma parte de ese faceta temeraria en su vida.

“Siempre que estoy en modo; hay que portarse mal, me encanta la invitación de Rossi. Dentro de límites más moderados, me gusta invitar a la gente a salir de los arquetipos tradicionales, de lo aburrido y rutinario, romper una reglita de vez en cuando. Y como alguien que pretende ser escritor no puedo pasar una invitación como esta por alto”, dijo.

Con “Roma Capoccia” de Antonello Venditti, salió a flote el amor de Vijil por Roma y el origen de las “dos verdades fundamentales” de su vida: que Motagua es el mejor equipo de Honduras y La Roma del mundo.

“Siempre que lo discuto con mis alumnos de la carrera de odontología me genera conflictos”, manifestó entre risas.

Además este tema afloró los recuerdos de la primera infancia del autor en la cual exploró la historia de Roma en varios libros que le compró su abuelo, la poesía y libros de religión como la biografía de San Antonio.

Entre el consultorio y los libros

Al ritmo de Fito Paez, Bod Dylan, Silvio Rodríguez, Juan Luis Guerra, Miguel Bosé y Joaquín Sabina, nos adentramos en la vida dividida entre las aulas universitarias, el consultorio ontológico, la escritura y vida familiar del autor.

Con “Polaroid de locura ordinaria” de Fito Páez y “Óleo de mujer con sombrero” de Silvio Rodriguez se reveló una de las tareas pendientes de Vijil en la literatura: “Describir lo que siente por un ser espeical en un escrito”.

“Fito es muy importante para mi, en épocas muy difíciles he encontrado en las letras de él mucho consuelo. Solo me falta el valor o la borrachera indicada para tatuarme la frase: ella fue mi frase más hermosa”.

 La canción “Oleo de una mujer con sombrero”, en el cual Silvio Rodríguez hace alusión a una obra del pintor ruso Marc Chagall, Vijil encuentra la receta de una descripción fabulosa.

“Silvio logro hacer la construcción de un ser especial, que la gente pudiera ver lo que él sentía. Si yo logro a través de mis letras hacer un homenaje digno de una persona especial me sentiré satisfecho”, dijo.

Sobre su vida personal Vijil se abrió a través de los temas Como abeja al Panal de Juan Luis Guerra, Amo el amor de los marineros de Joaquin Sabina y La Mano de Dios de Rodrigo.

“Cuando estaba en el cortejo con mi novia, mucha gente decía que no se podía dar, mi suegra no me quería en lo absoluto, al final todo resulto bien , yo encontraba consuelo en este tema de Juan Luis Guerra”.

Aunque Giuseppe Vijil se declara como un Boy Scout en el campo literario, se ha granjeado un lugar privilegiado en las letras hondureñas por sus relatos poco convencionales y su descripción de “anti héroes”.

Giuseppe Vijil, con su primer libro “Ángel y otros relatos” Foto: El Heraldo

“Con la canción El caso de la rubia platino de Sabina descubrí que estaba haciendo algo bien, porque no me gustó el final y decidí reescribir la historia que está plasmada en el cuento Dos Campanas”,

Para descubrir más detalles de la vida de este autor hondureño le invitamos a escuchar la entrevista completa en el siguiente PodCast.