Fiscalía del Medio Ambiente investiga apertura de carretera en zona núcleo del PANACOMA

El Ministerio Público (MP), a través de la Fiscalía del Medio Ambiente de Comayagua, en coordinación con otras instituciones, realizó un recorrido e inspección de campo en la zona núcleo del Parque Nacional Montaña de Comayagua (PANACOMA), donde se investiga la apertura de una carretera que atraviesa esa área protegida.

“La brecha tiene una distancia aproximada de cinco kilómetros, donde se talaron varios árboles afectando bosque primario, hubo remoción de suelo y a consecuencia de esto se generó sedimentación que podría afectar las fuente de agua que nacen en la zona, recurso hídrico que dio lugar a la declaratoria de Área Protegida”, explicó un ingeniero forestal del MP.

“La brecha tiene una distancia aproximada de cinco kilómetros, donde se talaron varios árboles afectando bosque primario, hubo remoción de suelo y a consecuencia de esto se generó sedimentación que podría afectar las fuente de agua que nacen en la zona, recurso hídrico que dio lugar a la declaratoria de Área Protegida”, explicó un ingeniero forestal del MP.

Según las investigaciones preliminares, para la apertura de la calle participaron habitantes de las comunidades de La Nueva Unión, Río Blanco, Las Pavas y Jardines, todas del municipio de Comayagua, por lo que las autoridades convocarán a una reunión a los pobladores de esas zonas para explicarles la situación legal y el daño ambiental que representa una carretera en la zona núcleo.

Con base en los datos recabados por los técnicos de la Fiscalía del Medio Ambiente y lo que establece la Ley Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre, las instituciones relacionadas con la protección forestal, en el marco de sus competencias, procederían al cierre de la carretera y la reforestación de la brecha para prevenir daños mayores e impedir nuevos asentamientos humanos o zonas de cultivo que perjudiquen el ecosistema del PANACOMA.

La inspección al lugar fue liderada por el Ministerio Público y acompañada por representantes del Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF), el Departamento Municipal Ambiental de la alcaldía de Comayagua y efectivos de las Fuerzas Armadas de Honduras, instituciones que participarán en el proceso de recuperación de la zona afectada por la apertura de esa vía de acceso.