Fieles católicos vivirán el Día de la Virgen de Suyapa con fe y devoción.

Toda una fiesta de abnegación, fe y devoción vivirán los fieles católicos, con motivo del Día de la Virgen de Suyapa.

A partir de la próxima semana comenzarán a llegar los peregrinos de todas partes del país a rendirle tributo y presentar sus peticiones a la Patrona de Honduras.

En tanto llega la fecha indicada, el 3 de febrero, la Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (CONAPREMM), será instalada desde el 31 de enero, con el fin de garantizar el orden y la seguridad.

Cada año miles de fieles devotos, entre hondureños y extranjeros, viajan desde los lugares más lejanos, incluso desde Estados Unidos, México, Colombia y otros países de Centroamérica, hasta la Basílica y la Ermita de Suyapa para rendirle tributo a la imagen de la “virgencita adorada”.