Facebook suspende preinstalación de sus aplicaciones en dispositivos Huawei

Los propietarios de teléfonos inteligentes de la marca podrán continuar utilizando y actualizando Facebook, WhatsApp e Instagram, pero no las encontrarán por defecto en sus dispositivos.

Las aplicaciones de Facebook dejarán de ser preinstaladas en los nuevos dispositivos de Huawei, en cumplimiento con las sanciones que Estados Unidos impuso al gigante chino de la tecnología en medio de su conflicto comercial con Pekín, anunció el viernes la compañía con sede en California.

La red social dijo que tomó la decisión luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decretó la prohibición de exportar tecnologías estadounidenses a Huawei, basándose en la preocupación por el vínculo de la empresa con los servicios de inteligencia chinos.

“Estamos revisando el dictamen final del Departamento de Comercio y la más reciente licencia temporal general emitida”, dijo un portavoz de Facebook a AFP, que aseguró que la empresa está dando los pasos necesarios para asegurar el cumplimiento de las nuevas normas. Además, a través de un comunicado informó que “como sucede con otras aplicaciones de acceso público, Facebook seguirá funcionando con normalidad en los dispositivos de Huawei”.

Los propietarios actuales de teléfonos inteligentes Huawei que incluyen las aplicaciones de la compañía (Facebook, WhatsApp, Instagram) podrán continuar utilizándolas y actualizándolas, dijo el grupo a AFP, confirmando información publicada en la prensa.

Esta acción de Facebook es la más reciente para aislar a Huawei, empresa que se ha convertido en el segundo mayor vendedor de smartphones a pesar de las preocupaciones relativas a la seguridad expresadas por Washington.

El mes pasado, Google anunció que cortaría vínculos con Huawei, dejándolo sin acceso a la Play Store, la plataforma por la que se comercializan la mayor parte de las aplicaciones para el sistema operativo Android, y privándolo también de otros elementos de ese software.

¿Sobrevivirá sin apps?

Como resultado de las sanciones, Huawei está teniendo dificultades.

Las sanciones ponen en peligro su supervivencia porque lo privan de tecnologías y componentes que necesitan para fabricar sus dispositivos, desde el sistema operativo para móviles Android y el mercado de apps Play Store, ambos productos de Google, hasta chips electrónicos esenciales sin los cuales los teléfonos inteligentes no pueden operar.

Sin Facebook preinstalado y sin acceso a la tienda digital de Google, será imposible para los nuevos usuarios de los dispositivos Huawei acceder no solo a la red social sino también a la gran mayoría de las aplicaciones más conocidas. 

La japonesa Panasonic y el operador británico Vodafone, entre otros, también han anunciado que tendrán que suspender parte de su colaboración con el grupo chino. 

Podría agregarse a la lista la también británica ARM, empresa que diseña semiconductores que son utilizados por toda la industria de las telecomunicaciones. Además de las sanciones directas contra Huawei, Estados Unidos ha intentado durante meses convencer a otros países para que dejen de hacer negocios con Huawei. El Espectador.