Expertos: Suspensión de ayuda de EE UU incentivará emigración irregular, lejos de disuadirla

La ayuda financiera que el Gobierno del presidente de Estados UnidosDonald Trump, suspendió al Triángulo Norte de Centroamérica (conformado por Guatemala, El Salvador y Honduras) asciende a unos 566 millones de dólares.

Con base en diversos recuentos, el Congreso de EE.UU. aprobó a Guatemala 260 millones de dólares durante los años fiscales de 2017 y 2018; a El Salvador le concedió 131 millones; y a Honduras, 175 millones.

La asistencia financiera cortada estaba destinada a programas que tienen como propósito mejorar la seguridad interna y el estilo de vida de la población con el objetivo de reducir la migración a Estados Unidos, de acuerdo con el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo del Norte.

El ex canciller de Honduras, Guillermo Pérez Cadalso Arias, cuestionó que la política en materia de relaciones exteriores de Estados Unidos no sea congruente.

Analizó el entrevistado: Mientras altos funcionarios del régimen Trump alaban los vínculos entre Honduras y la Unión Americana, el propio gobernante del norte deja sin efecto tales discursos a través de su cuenta de twitter.

A juicio de Pérez Cadalso Arias, el presidente de Estados Unidos está en plena campaña para su reelección, lo que explica por qué la inmigración figura entre los temas centrales de su agenda dirigida a explotar los sentimientos de xenofobia y racismo.

En conversación con Diario Matutino, el ex ministro de Relaciones Exteriores manifestó que la suspensión de la ayuda estadounidense a Honduras no solventará el problema de la emigración irregular; lejos de eso, contribuirá a incentivar el éxodo de indocumentados.