Evo Morales no es favorito entre jóvenes electores de Bolivia

Evo Moarales
Evo Morales elecciones presidenciales.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, que busca su cuarta reelección, ha sido criticado por la respuesta dada a los incendios que han arrasado con al menos cuatro millones de hectáreas forestales en los últimos dos meses en el este boliviano.

La críticas han llegado hasta a través de memes que se han viralizado en las redes, entre ellos uno que alude a la presencia de Morales intentando apagar el fuego en el bosque seco de la Chiquitanía, en la frontera con Brasil.

Muchos creen que no estuvo a la altura de lo que se esperaba: “Tu amor fue más falso que Evo ayudando en chiquitania”, dice uno de los memes.

A punto de cumplir 60 años y con casi 14 en el poder, Morales no aparece con popularidad entre los jóvenes, que lo han puesto en el centro de las burlas y otras muestras de humor, quienes también llevaron su protesta a las calles reafirmando su conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, lo que podría jugar un papel clave en la elección.

La nueva candidatura del mandatario además despertó el rechazo de miles porque al anunciarla este año desafió a la opinión pública, que en 2016 rechazó en un referendo que buscara la continuidad de su gestión.

Lo que representan los jóvenes

El sector de los electores más jóvenes de Bolivia –de 18 a 30 años– representa el 34,2% del padrón electoral y constituye un grupo clave porque podrían determinar hacia dónde se inclinará la balanza tras la votación. La postura que tomarán es incierta, pues si bien han transformado a Morales en protagonista de sus memes, también se sienten desencantados con los otros ocho candidatos.

Dos de los principales contrincantes opositores al mandatario en los comicios del 20 de octubre son el expresidente Carlos Mesa (2003-2005) y el senador Óscar Ortiz. Para evitar ir a segunda vuelta, Morales debe obtener el 50% más un voto o ganar con al menos 40% de los sufragios, pero con una diferencia de 10 puntos porcentuales frente al segundo lugar.

Después de 14 años de gobierno será la primera vez que Morales no partirá como favorito absoluto y pese a rechazar las redes sociales, se ha visto obligado a usarlas para tratar de llegar a la población juvenil.

“Creo que si el presidente hubiera actuado antes no estaríamos lamentado tanta perdida ni la muerte de los animalitos… Yo ahora estoy reconsiderando mi voto”, dijo a The Associated Press Rolando Condori, de 26 años, quien hace casi una década pasó de ser lavaplatos a chef de su propio restaurante de comida rápida en El Alto, vecina a La Paz y una de las ciudades más pobres de Bolivia.

Condori, quien se autodenomina chef aymara, contó que desde sus 18 años votó por Morales, pero ahora busca propuestas que les garanticen empleo y autoridades que cuiden el medio ambiente.

Para visibilizar su postura, éste y otros bolivianos han encontrado en las redes sociales un instrumento para satirizar, en su mayoría anónimamente, pero también en las calles, a donde han salido a marchar para mostrar su descontento.

En Bolivia el sufragio es obligatorio desde los 18 años y los votantes son considerados jóvenes hasta los 30. Actualmente se estima que este grupo asciende a 2.4 millones de los 7.1 millones de electores, según el Tribunal Supremo Electoral. Ellos no conocen más gobierno que el de Morales y han visto las sombras y victorias de sus casi 14 años de gestión.

“Morales ya no está de moda”, agregó a la AP Clara Huanca, estudiante de Ciencias de la Educación de 21 años.

Huanca, de origen aymara, aseguró que esto se debe a la falta de políticas para mejorar la educación en el país. Asimismo, recordó que Morales no respetó los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016, cuando el mandatario perdió por un 51%, pero de cualquier modo acudió al Tribunal Constitucional y Electoral, lo cuales le dieron luz verde para buscar otra candidatura.

“Voté por Evo. Yo fui influenciada por mis padres, pero ahora pienso todo lo contrario y estoy analizando mejor mi voto”, agregó en un café internet mientras terminaba con sus compañeros un trabajo para la universidad.

En tanto, Edgar Totora, de 19 años y que votará por primera vez, mencionó que irá en favor del expresidente Mesa para que él le haga frente a Morales.

“Ahora está de moda sacarle al Evo y (muchos) no saben por qué. Yo creo que es porque él mismo ha dicho: ‘Yo me voy a ir si pierdo en el referendo’, y no lo ha hecho. Es que es como si se estuviera riendo en nuestra cara”, mencionó el joven, quien aún decide qué carrera estudiará.

Para justificar su actitud ante el resultado del referendo que no lo favoreció, Morales aseguró que fue víctima de una campaña de mentiras desde las redes sociales.

Después de aquel suceso, el gobierno creó los denominados “guerreros digitales”.

El dirigente nacional de Juventudes del partido de gobierno, José Manuel Flores, dijo que unos 2.800 guerreros digitales contrarrestan “las mentiras” de opositores en época de campaña.

“El financiamiento será coordinado. Contamos con el apoyo del Ministerio Comunicación y los coordinadores políticos de cada región, en el caso de Santa Cruz es el ministro (Carlos) Romero. Pueden apoyar pagando al profesional que dictará los cursos. Las autoridades locales pueden ayudar con la dotación de ambientes”, afirmó Flores.

El mandatario no se toma las burlas contra él a la ligera. “Yo no creo en las redes sociales. Las redes sociales son como la alcantarilla. Ya saben por qué digo esto. Yo no creo en eso”, señaló Morales recientemente en un acto público.

Un joven de 18 años que prefirió no dar su nombre por temor a represalias dijo a la AP que los chistes contra Morales le jugaron una mala experiencia porque en una ocasión –asegura– las autoridades lo identificaron y vivió una persecución por difundir un meme que se burlaba sobre su discurso a favor de la Madre Tierra.

A pesar de todo, también hay jóvenes que lo apoyan. Aldair Hermoso, un deportista de 18 años, recién dejó el colegio y aseguró que quiere que continúe gobernando.

Los jóvenes bolivianos comprenden un 70% de los internautas en el país, dijo a la AP Tonny Lopez, experto en el uso de redes sociales. Según él, esa generación está saturada de propaganda y ni Morales ni los otros candidatos han podido entender las necesidades de ese grupo. Además, explicó, Morales tiene mucho material para que se le critique con sátira tras casi 14 años de gobierno.

Este año el tema de los incendios generó más tres millones de interacciones en las redes, agregó Lopez.

“Antes de los incendios Morales tenía asegurado su triunfo… Ahora se ha abierto un frente que concentra más jóvenes porque en ellos es un tema sensible y que ha hecho que el voto sea disperso y hay muchos indecisos”, explicó el politólogo Marcelo Carpio, de Red de Líderes para la Democracia y el Desarrollo, una escuela de Ciencias Políticas, en su mayoría jóvenes.

“Esta es una de las primeras elecciones en las que el señor Morales participa y que la posibilidad que pierda es real”, dijo el analista político y profesor universitario, Franklin Pareja.

Fuente: VOA