Estados Unidos será exportador neto de crudo en 2020

Estados Unidos será un exportador neto de crudo y productos refinados a partir de septiembre de 2020, y para finales del próximo año enviará como mínimo un millón de barriles diarios más de lo que importa, según la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por su sigla en inglés), organismo de estadística y de análisis en el Departamento de Energía de Estados Unidos.

Se espera que el próximo año sea el primer período prolongado en el que Estados Unidos, que en el pasado fue un importador importante, exportará el exceso de crudo y combustible en 70 años, después de hacerlo durante una semana a finales de noviembre, dijo la Administración de Información de Energía en su pronóstico mensual.

Es una muestra del impacto del auge del petróleo shale en Estados Unidos, que ha duplicado holgadamente la producción desde 2010 y se encamina a superar los 13 millones de barriles diarios para finales de 2020.

Se prevé que las exportaciones de crudo y productos derivados aumenten a medida que los nuevos oleoductos allanen el camino para que el petróleo extraído desde la gigantesca Cuenca Pérmica al oeste de Texas y Nuevo México llegue a la Costa del Golfo, para ser cargado en enormes petroleros a refinerías en Asia, Europa y otras zonas geográficas.

Más de dos tercios del cambio corresponden a envíos de productos derivados del petróleo, encabezados por exportaciones de líquidos gaseosos, como etano, butano o propano. El Espectador