Epidemia de dengue está contra todas las teorías de epidemiología en Honduras

En la batalla contra el vector que transmite el mal hay que correr   “contra el tiempo”, a fin de reducir la cantidad de cuadros de dengue grave y las muertes provocadas por la epidemia.

 El número de casos de la epidemia ocasionada por el zancudo Aedes Aegypti roza los 16,000 en los primeros seis meses y los   pocos días que  lleva julio.

Atípica es la epidemia del dengue que afecta a todo el territorio de Honduras. El comportamiento del vector que transmite el virus va en contra de todas las teorías, según lo expuestos por especialistas en epidemiologia.

Este hecho justifica que los 298 municipios del país estén en emergencia. La Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), inició acciones de fumigación y entrega de abate en los sectores más afectados por los criaderos del zancudo Aedes Aegypti, transmisor del virus.

Asimismo, se ha procedido a coordinar disposiciones urgentes con las municipalidades, a efecto de crear entre la población consciencia acerca de la gravedad de la epidemia y la necesidad de observar las medidas de prevención en los hogares.

El involucramiento de la población es clave para reducir los porcentajes de incidencia y de mortalidad entre los pacientes del dengue. Se trata de la epidemia que más repercusiones tiene por su virulencia, aunque se espera ejercer un aceptable control de la misma en un plazo entre seis y doce semanas.

Los especialistas en la materia han reconocido que Honduras se encuentra ante una de las peores epidemias y ante la presencia de un virus que ataca sin piedad a la población infantil del país.

En la batalla contra el vector que transmite el mal hay que correr “contra el tiempo”, a fin de reducir la cantidad de cuadros de dengue grave y las muertes provocadas por la epidemia.

A la fecha están certificadas 44 muertes causadas por dengue, pero existen casi ochenta fallecimientos más que están pendientes de ser confirmados y certificados mediante pruebas clínicas.

El número de casos de la epidemia ocasionada por el zancudo Aedes Aegypti roza los 16,000 en los primeros seis meses y los pocos días que  lleva julio.

Sólo en el departamentos de Cortés, el más afectado, los episodios ascienden a siete mil setecientos, las muertes sospechosas suman 48 y los fallecimientos confirmados por el virus alcanzan 18.

En comparación con el año pasado, el dengue ha mostrado un aumento de 300 por ciento, lo que da fundamento para afirmar que sus repercusiones son peores que las derivadas de la peste que arrebató la vida de casi un centenar de pacientes en 2010.