Entre abril y junio: médicos, enfermeras y técnicos de salud con covid casi se ha multiplicado por siete

pacientes con coronavirus
Los científicos descubrieron que el coronavirus “no podía aislarse o cultivarse del día 11 de la enfermedad.

El nuevo virus está haciendo mella entre los profesionales de la salud que están mayormente expuestos por encontrarse en la primera línea de fuego en la batalla contra la pandemia.

Hasta la primera quincena de abril, los registros oficiales indicaban que al menos 26 médicos y 37 enfermeras y ocho trabajadores de otras áreas, habían dado positivo al covid-19.

Para esa fecha, Honduras reportaba 435 casos positivos, lo que significa que los profesionales de la salud representaban el 16 por ciento del total de infectados.

La cifra ha ido en espiral. Para la tercera semana de mayo, se contabilizaban 108 médicos y 163 enfermeras que habían sido atacados por el patógeno que produce neumonía atípica.

Los datos estadísticos de ese entonces daban cuenta que 349 miembros de distintas disciplinas de la salud afectados por la peste del covid, correspondiente con el nueve por ciento de los diagnósticos acumulados.

Entre abril y la primera semana de mayo, el personal infectado por el virus se quintuplicó y, hasta la primera semana de junio, la cifra de médicos, enfermeras, instrumentistas, técnicos de laboratorio y de otras disciplinas complementarias roza los 500; es decir, se ha multiplicado por siete veces.

Justo ayer, la jefa de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica, Karla Pavón, confirmó que es un caso positivo y algunos días atrás el ex ministro de Salud y especialista en neumología, Carlos Aguilar, también anunció que la prueba había confirmado su condición de infectado por el nuevo virus.

El gremio de los y de las enfermeras es el mayormente golpeado por la plaga. A 150 sube el número de profesionales de la enfermería contagiados por el nuevo virus a nivel nacional.

Los dirigentes de ese gremio manifestaron que están alarmados, porque en pocas semanas la incidencia ha pasado de 54 a casi dos centenares de casos positivos.

¿Qué pasará cuando la cifra de pacientes crezca vertiginosamente y los hospitales no cuenten con personal de salud suficiente para atender los enfermos?

La realidad de la red sanitaria pública es complicada. De hecho, el personal calificado es constantemente relevado porque un segmento muy representativo de especialistas y trabajadores de la salud han caído contagiados por el nuevo virus.

Cada vez es más frecuente que los médicos especialistas sean sustituidos por doctores generales que, si bien han sido capacitados en el manejo de pacientes con covid, su formación no está adecuada con los requerimientos clínicos en la presente pandemia. 

Los funcionarios de la Secretaría de Salud estiman que el 24 por ciento de quienes están siendo contagiados por el nuevo virus necesitarán ser hospitalizados por su condición de base, ya que se trata de pacientes con diabetes, hipertensión, obesidad e inmunosupresión.

A este dato se añade otro: Las mismas autoridades del ramo han proyectado que en agosto Honduras alcanzaría unos 200,000 casos de covid-19.

De nuevo se plantea la pregunta: ¿Qué pasará cuando la cifra de pacientes crezca vertiginosamente y los hospitales no cuenten con personal de salud suficiente para atender los enfermos?   La respuesta cae sobre la población que es responsable de sujetarse a las medidas dictadas para reducir la propagación del nuevo virus y de buscar una pronta asistencia, con el fin de que su estado no avance hasta la fase en la que necesite una intervención hospitalaria.