Encapuchados infiltrados en protestas serían tipificados como sujetos criminales

No se da por descontado que los infiltrados en las movilizaciones de la Plataforma de Lucha por la Salud y la Educación sean sometidos a una mayor fuerza de ley.

El diputado del Partido Nacional, Oswaldo Ramos Soto, propuso que sea tipificada una figura penal que permita que los “encapuchados” que provocan daños a la propiedad privada y estatal sean considerados como “sujetos criminales”.

Este tipo de castigos contribuirían a evitar los daños enormes y las pérdidas sustanciales en el aparato económico, en la gobernabilidad y en la institucionalidad, arguyó Ramos Soto.

De su lado, el legislador del Partido Alianza Patriótica, Denis Castro, abogó porque se establezca un marco legal compatible con la garantía del derecho a las manifestaciones, sin que ello derive en libertinaje o anarquía social.

En el renglón económico, las movilizaciones que se han extendido durante varias semanas, generan pérdidas por el orden de 1,500 millones de lempiras diarios.

Por añadidura, las posturas irreconciliables entre el Gobierno y grupos de la oposición derivan en inestabilidad social, crispación política y golpea la seguridad jurídica, a la vez que reduce las posibilidades de atracción de capital y de generación de empleo, de acuerdo con el análisis resumido de los referentes de opinión pública que observan con preocupación la crisis nacional.