En partes íntimas mujer pretendía introducir droga a “El Pozo I” durante visita a su hermano

Treinta segundos fueron suficientes para que el BodyScann, dejara al descubierto las intenciones de una mujer que pretendía introducir un paquete de marihuana que ocultaba en sus partes íntimas, durante una visita a su hermano en el Centro Penitenciario “El Pozo I”, en Ilama, Santa Bárbara.

Te podría interesar: Nueva masacre se registra en Catacamas, Olancho

Como Merlín Johana Flores Núñez  de 31 años de edad fue identificada la fémina, quién según el registro es originaria y residente del departamento de Francisco Morazán.

Nuñez, llego al establecimiento para visitar a Mabiel Antonio Flores Núñez, su hermano y miembro de la Pandilla 18.

Hechos

El reporte indica, que cuando la mujer llegó a la aduana 3, (zona del escáner) se le pidió que ingresara a la máquina de rayos x, en donde rápidamente el especialista identifico el paquete oculto al interior de la vagina, por lo que de inmediato se le informó que sería puesta a la orden de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), para iniciar el proceso de judicialización del caso.

Te podría interesar leer: Inhabilitan pista clandestina de aterrizaje número 24 en Gracias a Dios

La fémina fue llevada hasta las instalaciones de Medicina Forense para extraerle la droga, en presencia de personal del Ministerio Público, en el momento se le informó que será acusada por el delito de facilitación de los medios del transporte para el tráfico ilícito de drogas, el cual conlleva una pena de seis a nueve años de prisión, más una multa de 50 a cien mil lempiras.

Sancionada

Al respecto, las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), afirmaron que a la detenida se le sancionara en base al Reglamento Disciplinario para las Visitas el que indica que ante una falta grave se debe cancelar el carné de visita de manera definitiva, a un lado de la acción penal.

En lo que va del año, ya suman 35 personas detenidas y acusadas por tratar de introducir droga en los centros penitenciarios a nivel nacional, la mayoría de los casos es de féminas que trataron de cometer estas acciones ilícitas en los centros penitenciarios de máxima seguridad, en los cuales se cuenta con tecnología de última generación que permite ver hasta el más pequeño objeto.