En envases de sopas instantáneas fémina pretendía introducir marihuana al Penal de Choluteca

La detenida trato de encubrir la acción aseverando que llevaba sopas instantáneas para su esposo detenido, sin imaginar que los agentes penitenciarios revisarían de manera minuciosa cada  envase, descubriendo irregularidades en los mismos, por lo que  procedieron a abrir una de las unidades descubriendo en su interior una bolsa plástica conteniendo en su interior presunta marihuana.

Yolanda Miranda Brizuela de 29 años

El informe  indica, que Yolanda Miranda Brizuela de 29 años llego al centro penitenciario de Choluteca, acompañada de su hijo mejor de edad para dejarle unas sopas instantáneas a su compañero de hogar identificado como Juniors Taufin Rosales.

Los agentes relataron que la mujer llevaba una bolsa plástica conteniendo los 22 envases de sopas instantáneas, por lo que le pidieron que las sacara y las colocara sobre la mesa, a los que ella reclamo “son sopas instantáneas nada más”, por lo que se le pidió nuevamente que las colocara sobre la mesa, de lo contrario no podían dejarlas para que se le entregaran a su esposo.

Relatan agentes de la Policía Penitenciaria que en ese momento la mujer comenzó a sudar y empezó  a sacar cada uno de los recipientes, los agentes revisaron el primero descubriendo que el empaque estaba adulterado, procediendo a abrir el recipiente descubriendo una bolsa transparente conteniendo marihuana, encontrando lo mismo en los 21 recipientes restantes.

Las autoridades indicaron que el decomiso asciende a unas tres libras de marihuana, por lo que de inmediato se alertó a las autoridades de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), quienes después de tomar la declaración de los agentes, procedieron a trasladar a la fémina junto al menor hasta la fiscalía de turno para que se le inicie el proceso judicial.

De manera preliminar se informó, que la fémina podría ser acusada por el delito de facilitación de los medios del transporte para el tráfico ilícito de drogas  el cual es penalizado con una sentencia de seis (6) a nueve (9) años de cárcel, más una multa de 50 a cien mil lempiras, según la Ley Sobre Uso Indebido y Tráfico Ilícito de Drogas.

German McNiel, subdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP) declaro, que los agentes penitenciarios están comprometidos a realizar su trabajo de la mejor manera y estos decomisos que se han ejecutado demuestran sus capacidades y destrezas, ellos no van a permitir que las visitas intenten introducir sustancias u objetos de uso prohibido.

“Queremos pedirle a los visitantes, en especial a las mujeres que ya no pretendan introducir nada a los centros penitenciarios, nuestros agentes están preparados para detectar todo tipo de droga y ahora se trabaja en coordinación con la DPI para que inicie el proceso de judicialización, les pedimos que no se expongan a terminar recluidas”, aconsejo.