En el 2021 Honduras lanzará su primer satélite espacial

Impulsada por el sueño integracionista de Francisco Morazán, Honduras pondrá en órbita su primer satélite espacial en el año 2021, en el marco de la celebración del bicentenario de la independencia patria.

Este proyecto histórico, que lleva por nombre el del mismo del paladín centroamericano que soñó con una patria grande, es liderado por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), a través de las facultades de Ingeniería, Ciencias y Ciencias Espaciales, con el apoyo de instituciones de educación superior de Guatemala y Costa Rica con experiencia en la materia.

“Hay que sentirnos orgullosos de esa integración centroamericana, de ese traslado de conocimientos y experiencias que para nosotros como hondureños va a ser el inicio de una nueva fase en este tema tan importante”, expresó Eduardo Gross, decano de la Facultad de Ingeniería de la UNAH.

Por su parte Carlos Enrique Alvarado, vicepresidente del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA), señaló que esta idea nació con una pequeña conversación luego de que se hiciera realidad el proyecto Irazú, hace nueve años, y representa la oportunidad para desarrollar capacidades técnicas, tecnológicas y científicas en materia espacial.

Los científicos centroamericanos manifestaron durante una conferencia de prensa este lunes, tras culminar un intenso taller de trabajo, que la referida iniciativa permitirá generar alertas tempranas para la prevención de desastres provocados por fenómenos naturales, mediante la colocación de sensores en cuencas hidrográficas de los tres países involucrados, para monitorearlas y poder dar seguimiento en tiempo real a eventos extremos.

“Es un tema nuevo y estamos cada vez más insertándonos en este paradigma, pero más allá de eso, invertir en el tema espacial en el contexto de los retos que tenemos como región ante la amenaza del cambio climático durante este siglo se vuelve un tema de supervivencia como sociedad”, manifestó Alvarado.

Asimismo, según detalló el gerente del proyecto, Diego Monje, se harán pruebas sobre cómo una plataforma tecnológica en órbita puede servir a las personas para comunicarse y pedir ayuda después de un evento natural en el que se pierde toda la infraestructura tradicional de comunicaciones, tomando en cuenta que Centroamérica es una de las regiones con más riesgos del mundo, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas publicado en el año 2016.

La tercera misión está enfocada a la parte educativa. El satélite tendrá a bordo una cámara destinada a la toma de fotografías de la Tierra y a través de pequeñas estaciones, los niños y jóvenes de las escuelas y colegios tendrán acceso a ellas.

El cuarto limpio donde se armará, así como la estación terrestre desde donde se hará la comunicación, será colocado en los predios de la Facultad de Ciencias Espaciales, en Ciudad Universitaria. Su lanzamiento se hará en el marco del bicentenario de independencia patria.

Al respecto el profesor de dicha facultad, Javier Mejuto, resaltó el impacto del proyecto en la calidad de vida de la población tanto de Honduras como de la región, producto de la obtención de datos propios para la generación de políticas públicas y la toma de decisiones de forma más eficiente. Tomado de Presencia Universitaria.