En cumplimiento de un “mandato de Dios”, joven hondureño se quita la vida

Suicidio en Honduras

Un joven identificado como Javier Obdulio López Figueroa de 20 años de edad se suicidó este miércoles en Puerto Cortés, zona Norte de Honduras.  

Según sus familiares, López Figueroa les manifestó que Dios le había dicho que se suicidara. El joven pertenecía a una iglesia evangélica.

Te podría insertar: En el abismo de las drogas, el alcohol y el suicidio

López se lanzó a un vehículo tipo pick-up, el cual iba en marcha, pero solo resultó herido y fue llevado al Hospital de Puerto Cortés.

Luego de que los médicos le dieron el alta se lanzó a las llantas de un bus, el cual le pasó por encima.

Hasta el momento se desconoce si el joven padecía de un problema mental.